Foto: Archivo
Podría aumentar hasta en un 50 por ciento

Acuña.- Por el cambio climático, el número de incendios forestales de grandes proporciones podría aumentar hasta en un 50 por ciento ya que la temporada de su registro se ha ampliado, es decir comienza antes y después de lo habitual, destacó Javier Reyes Salas, coordinador de la Red de Educadores Ambientales en la región norte de Coahuila.

Alertó sobre una tendencia de que los incendios se extiendan por superficies más amplias y tengan más duración, intensidad y severidad, por lo que los daños económicos y humanos podrían ser más catastróficos.

Dijo que de acuerdo a un estudio hecho por miembros de la Universidad de Tasmania en Hobart, Australia, hay países como Estados Unidos que gasto 2 mil millones de dólares en 2015 en el combate de incendios forestales pero la cifra podría duplicarse.

Fuertes vientos, altas temperaturas y sequias en regiones desérticas; lluvias inusuales que generan fuertes crecimientos de vegetación que luego alimentan a los incendios, son los factores actuales, destaco el ambientalista.

Por su parte el jefe Brigadista en Acuña, perteneciente al Gobierno del Estado, Lázaro Gutiérrez Hernández, dijo que con la finalidad de prevenir los incendios se realizaron 13 “líneas negras” entre Acuña y el poblado Santa Eulalia, rumbo a la serranía acúñense, es decir quemaron vegetación susceptible para que de presentarse un incendio este no pase estas barreras.

Dijo que durante el 2016 se presentaron 12 incendios en la región, entre la carretera Acuña-Presa La Amistad, Acuña- Zaragoza y uno en Guerrero, provocados por el hombre y dos en la serranía acuñense provocados por tormentas eléctricas, con daños a la flora y fauna silvestre incuantificable.

En lo que va del año se han registrado dos incendios: uno en Zaragoza y otros en Allende mientras que otros dos conatos, dijo Lázaro, e insistió en que la temporada vulnerable para los incendios se ha extendido y está presente.

“Cuando la temperatura rebasa los 20 grados y se presentan fuertes vientos, pues ahí es donde se generan los incendios, ¡claro!  con la ayuda de la mano del hombre por un mal manejo del fuego”, explico el brigadista.

Destacó que en Acuña existe una cuadrilla de seis brigadistas pertenecientes al Gobierno estatal que están en alerta por si se presentara algún evento para entrar en acción de manera coordinada con el municipio y otras instancias según sea la magnitud.