Foto: Especial
Hasta el 20 de enero de 2020, autoridades del gigante asiático no habían confirmado casos de infección entre el personal de la salud. Galenos han tenido que protegerse con bolsas de plásticos ante la falta de dotación de insumos que se presenta en algunos hospitales de Wuhan

Nadie esta exento de ser contagiado por el coronavirus. Las personas más vulnerables son los propios médicos y personal de enfermería en general que tratan directamente con los pacientes.

Durante este fin de semana, se reveló que 1.716 trabajadores de la salud había sido infectados por el virus en todo el país, seis de los cuales habían fallecido, según reseña el portal de CNN.

De acuerdo a la Comisión Nacional de Salud (NHC) de China, el 87,5% de los doctores provienen de la provincia de Hubei, de la cual Wuhan es la capital.

El personal médico siempre está sometido a alto riesgo de infección cuando ocurren brotes importantes como sucedió con la epidemia del síndrome respiratorio agudo severo (SARS), el cual se extendió por el gigante asiático desde finales de 2002 hasta 2003.

Solo en Wuhan, 1.102 trabajadores médicos han sido infectados, lo que representa el 73% de las infecciones en la provincia y el 64% en todo el país.

La ciudad tiene 11 millones de habitantes, cuenta con 398 hospitales y casi 6.000 clínicas comunitarias.

La Comisión Nacional de Salud en China ha designado que solo nueves centros de salud traten los casos de coronavirus, así como otros 61 clínicas ambulatorias que recibirían pacientes con fiebre, que se cree es un síntoma común de la enfermedad similar a la neumonía.

Escasez de insumos

El gobierno de Wuhan ha reconocido la escasez de suministros médicos, como máscaras respiratorias especializadas N95, gafas y trajes protectores.

Los hospitales de toda la ciudad han pedido ayuda reiteradamente en las redes sociales, pidiendo más donaciones del equipo de protección, que son vitales para proteger al personal de primera línea de contraer el virus de los pacientes.

El diario People’s Daily informó en días pasados que el personal médico en un hospital de Wuhan había creado equipos de protección con bolsas de basura de plásticos debido a la falta de material especializado.

La infección del personal médico se reveló cuando Zhong Nanshan, experto en respiración y designado por el gobierno chino, dijo a la televisión estatal que el nuevo coronavirus podría propagarse de persona a persona. Desde entonces, se conoció de la infección de los médicos.

Sin embargo, la Comisión Municipal de Salud, indicó que hasta el 10 de enero no se habían encontrado casos de infección entre el personal médico.

En tanto, la Organización Mundial de la Salud (OMS), también señaló que no se registraban afectados en sus declaraciones oficiales del 14 y 17 de enero, respectivamente.