Especial
Admiten que en ninguno de esos 211 mil casos, a la fecha, el derechohabiente ha recuperado su patrimonio.

El Infonavit “castigó” a cuatro despachos de cobranza, al rescindirles el contrato, e investiga a otros 14 involucrados en el fraude con juicios masivos a 211 mil créditos (130 mil en Coahuila) que se realizaron en diferentes estados. Del total de los casos, el instituto estudia desistirse de 77 mil.

Carlos Martínez Velázquez, director general del Infonavit, admitió que en ninguno de esos 211 mil casos, a la fecha, el derechohabiente ha recuperado su patrimonio. El funcionario federal dijo que en diciembre se solicitó una auditoría interna debido a las denuncias penales presentadas por los fraudulentos juicios masivos que realizó el instituto, en contubernio con jueces de Coahuila, Nayarit y Jalisco, para despojar de sus casas a trabajadores que ya las tenían pagadas, en algunos casos, en un 100 por ciento.

 

En su visita a Saltillo, el funcionario detalló que en la auditoría se detectaron malas prácticas de 18 despachos de cobranza contratados por el Infonavit, los cuales no cumplieron con sus contratos, se excedieron en lo que les fue solicitado y llevaron a cabo los procesos ante los juzgados.

“Hemos rescindido los contratos en cuatro casos, hemos estado investigando 14 para proceder y estamos estudiando, no puedo revelar mucho porque se podría viciar el proceso, pero vincular penalmente a los titulares de estas agencias”, aseguró Martínez Velázquez.

Señaló que ahora se hará una auditoría para determinar quiénes son los funcionarios del Infonavit que colaboraron con la realización de los juicios fraudulentos, para presentar las denuncias ante las instancias jurisdiccionales.

El funcionario recordó que en total son 211 mil créditos relacionados con los juicios masivos en los diferentes estados y de esos 130 mil se litigaron en Coahuila, aunque solo 7 mil corresponden a trabajadores coahuilenses y los 123 mil restantes son de otras entidades como Chihuahua, San Luis Potosí, Oaxaca y Yucatán.

Martínez Velázquez explicó que una vez que se termine la auditoría interna, se establecerá una ruta jurídica para dar seguimiento a todos los casos y se está considerando desistir de 77 mil de ellos.

El director dijo que desde diciembre de 2018 ordenó detener estos juicios masivos y que ya no hay un solo caso nuevo en su gestión.

 Con Información de ALEJANDRO MONTENEGRO Y JOSÉ REYES