Foto: Especial
El contrato que se firmó cada año desde 2013 se mantuvo prácticamente en el mismo precio; pero para este 2019, por la misma cobertura, el costo aumentó 19%

Por Arturo Angel/@arturoangel20 para Animal Político

El gobierno de la Ciudad de México entregó a Seguros Azteca, propiedad del empresario Ricardo Salinas Pliego, el contrato de seguros de accidentes para policías y funcionarios más caro desde 2013, que cuesta un millón de pesos mensuales más de lo que se gastaba en años anteriores.

Además, Grupo Salinas lo recibió vía adjudicación directa, luego de una licitación declarada desierta y en la que la propia empresa había sido descalificada.

Se trata del contrato número DEAS-10-2019 “Seguro de Accidentes Personales de Trabajadores que laboran en Vía Pública” firmado con Seguros Azteca, que tiene una vigencia de mayo a diciembre de 2019, y cuya prima mensual es de 5 millones 817 mil 500 pesos mensuales.

El mismo seguro, con la misma cobertura, tanto en 2018 como en 2017 costó 4 millones 692 mil pesos cada mes. Antes, en 2016, se pagaron 4 millones 468 mil pesos. 

En ningún año se habían pagado más de 5 millones de pesos mensuales, como ocurrió este 2019, cuando el aumento del precio anual es de 19%, en términos reales. De hecho, el incremento en el costo, considerando la inflación, se había mantenido prácticamente en ceros año con año desde 2013 hasta ahora.

La Secretaría de Finanzas del Gobierno de Claudia Sheinbaum, en una respuesta que envió por escrito al preguntarle sobre el caso, explicó que esta adjudicación y el monto del contrato se dieron así luego de la fallida licitación, y que la ganó Azteca porque había sido la más barata de las cotizadas. 

Los documentos oficiales confirman que, por una diferencia de 500 pesos, la de Seguros Azteca fue la propuesta más baja. Pero también muestran que esa empresa recibió la invitación el 15 de abril de 2019 mientras que las otras competidoras lo tuvieron un día después, el 16 de abril, como puede verse aquí y aquí. 

Esto cobra relevancia si se toma en cuenta que el plazo límite para presentar una propuesta fue el 17 de abril.

No solo eso, Seguros Azteca fue la única que recibió la solicitud con la petición expresa de cotizar la partida de seguros de accidentes, la que finalmente se contrataría. Esto derivó en la exigencia de otra empresa por “igualdad de condiciones” en la invitación.

Finalmente, el oficio de cotización enviado por Seguros Azteca al gobierno de la Ciudad ni siquiera tiene fecha de entrega, a diferencia de la propuesta de sus competidoras. 

Sobre el incremento en el costo de la prima respecto a años anteriores, el Director de Recursos Materiales y Servicios Generales de la Secretaría de Finanzas de la Ciudad, Pedro Jesús Lara Lastra, dijo que obedece a dos factores: el incremento de la siniestralidad en la ciudad y un mayor número de personas aseguradas.

Pero los propios datos oficiales entregados muestran que, en realidad, los accidentes —y los costos asociados a los mismos— disminuyeron el año pasado, y que el número de servidores públicos asegurados tuvo un crecimiento mínimo, inferior al 1% en 2019.

En cuanto al número de policías y funcionarios asegurados en 2019 se reportan 89 mil 737, lo que implica solo 653 personas más que el año pasado.

Lara añadió que el gobierno capitalino compró 21 seguros distintos, incluido el de accidentes, y que, aún con el incremento de precio para ese seguro, el gasto total fue 300 millones de pesos más barato de lo erogado el año pasado.

“Habrá algunas partidas donde la economía no fue significativa o que de plano no hubo economía pero como proyecto integral si hubo un 10% de ahorro. Se licitó un paquete total de 21 seguros y de la suma de todos se pagaron 2 mil 600 millones cuando en 2018 se pagaron 2 mil 900 millones”, dijo el funcionario.

Lara Lastra explicó que la decisión se limitó a las propuestas técnicas y económicas presentadas, luego de que Animal Político le preguntara si se tomó en cuenta la experiencia de la empresa, pues tras una revisión en Compranet, no se detectó otro contrato similar con Seguros Azteca.

Después de la entrevista con Lara Lastra, la Secretaría de Finanzas amplió su respuesta, que puede consultarse completa aquí

Seguros Azteca, por su parte, envío una respuesta firmada por Grupo Salinas en la que dijo que el monto del contrato se realizó tomando como base el número de siniestros y parámetros internacionales de reaseguramiento. 

La empresa defendió la legalidad de todo el procedimiento y cuando se le solicitó precisar las fechas en que enviaron su propuesta, respondió que todo se hizo “en tiempo y forma”.

La empresa también dijo que en la licitación original ellos participaron con una propuesta por otro seguro, el “de vida institucional”, cuyo fallo no les fue favorable. Finalmente a Grupo Salinas le dieron tres seguros en total, por adjudicación directa, como lo confirma los documentos oficiales entregados por la Secretaría de Finanzas. 

La licitación fallida

El pasado 20 de febrero se publicó en la gaceta oficial de la ciudad la licitación pública SSCHA-DGRMSG-LP-05-19 para la “Contratación del programa integral de aseguramiento de bienes patrimoniales y de personas del Gobierno de la Ciudad de México, para el ejercicio fiscal 2019”.

Dicha licitación contempló 21 partidas distinta de seguros, entre ellas la partida 5 “Seguro de Accidentes Personales de Trabajadores en Vía Pública” y la partida 6 “Seguro de Vida Institucional”.

El fallo de dicha licitación se realizó el 26 de marzo de 2019. El documento del mismo, obtenido vía transparencia por este medio, confirma que Seguros Azteca presentó una cotización por la partida 6 pero fue descalificada debido a fallas en su propuesta técnica. 

El mismo fallo no menciona que Seguros Azteca haya presentado propuesta por la partida 5, que es la de seguro de accidentes. En el estudio de mercado realizado con motivo de esta licitación, y que también fue obtenido por transparencia, tampoco aparece cotización de Azteca por dicha partida.

Esto coincide con el posicionamiento entregado por Grupo Salinas a Animal Político donde señalan que presentaron una propuesta por la partida 6, pero no por la 5.

Otras empresas, como Seguros Atlas, sí presentaron una propuesta por la partida 5, pero la Secretaria de Finanzas decidió descalificarlas por fallas en la propuesta técnica. Al final, tanto la partida 5 como la 6 fueron declaradas desiertas.

La contratación directa... Lee la nota completa en Animal Político