Foto: Vanguardia/Archivo
Las cámaras empresariales de Coahuila ya trabajan en amparos y estrategias para solicitar que no les impacten esos aumentos

Debido a un aumento del 256 por ciento en las tarifas de energía eléctrica para los negocios en Saltillo durante el 2018, el diputado local del PAN, Juan Carlos Guerra, aseguró que se dispararán los precios al consumidor de alimentos, productos y servicios.

El legislador panista aseguró que la Comisión Federal de Electricidad modificó los tabuladores en las tarifas de energía eléctrica para las empresas, lo que está documentado en quejas de diferentes empresarios. Por ello, presentó una proposición con punto de acuerdo para solicitar a la CFE que informe los motivos del incremento.

“Le subieron hasta el 256 por ciento solamente a los negocios en Saltillo, gente a casas habitaciones no me han dicho. Si queremos que le vaya bien a las empresas, no podemos los empresarios tener cargas a la ineficiencia de CFE, que nos pongan este aumento. Adjudican el aumento a los energéticos”, indicó.

Señaló que ya se había anunciado que los aumentos en el 2018 no serían mayores al 16 por ciento, sin embargo se han documentado incrementados desde el 50 hasta el 400 por ciento en otros estados como Baja California.

“Pedimos que regresen a los tabuladores anteriores, que eran más justos, había aumentos en energía para producir electricidad, pero eran muchísimo más justos. Estos que han aplicado en lo que va del 2018 sacan del presupuesto a cualquier empresa, nadie contemplaba un aumento tan alto, le están quitando la ganancia a quienes generan empleo en Coahuila”, explicó.

Comentó que las cámaras empresariales de Coahuila ya trabajan en amparos y estrategias para solicitar que no les impacten esos aumentos, sin embargo dijo que no hay mucho que hacer al respecto, por lo que también pidió a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público que intervenga.

“Tengo conocimiento que las cámaras empresariales están hablando del tema y pretenden hacer algo”, dijo, “esto es para que siempre la energía fuera a un costo justo, porque este tipo de aumentos son peores que el de la gasolina, se va a ir a los precios del consumidor en alimentos, producción y servicios”, concluyó.