El piloto mexicano está listo para la próxima temporada de la F1
El mexicano estará con Red Bull y será un protagonista en el Gran Cirgo

El invierno en el mercado de Fórmula Uno fue intenso. Antes de la temporada 2020 ya se esperaban varios cambios entre los volantes para el final de la campaña por la inminente modificación en las reglas y aunque ésta fue pospuesta para 2022, el juego de las sillas en la parrilla se dio durante todo el calendario.

Sergio Pérez será el nuevo piloto de Red Bull y tendrá todas las miradas ya que su equipo intentará derrotar a los Mercedes con el título de la F1. 

El mexicano parecía quedarse sin sitio para 2021, luego que se anunciara su salida de Racing Point y la posterior llegada del alemán Sebastian Vettel, pero a final de cuentas obtuvo el asiento más codiciado entre las posibles vacantes y tendrá como compañero al mayor aspirante a derrocar a Lewis Hamilton, el holandés Max Verstappen.

 "Checo" tuvo que esperar 190 carreras en F1 antes de lograr su primera victoria, una marca en la categoría, sus 10 podios los ha conseguido con autos modestos (Sauber y Force India-Racing Point), pero es esa constancia la que busca Red Bull al ficharlo, ya que en la temporada anterior el tailandés Alex Albon tuvo 109 puntos menos que Verstappen, con el mismo chasis.

Será también una revancha para el mexicano, después de lo ocurrido en McLaren en 2013. Luego de buenas actuaciones con Sauber, Pérez firmó con el equipo que había sido tercer lugar en el campeonato de constructores la campaña previa, pero el matrimonio no fue feliz; 'Checo' no se adaptó y los de Woking comenzaron su caída para terminar en la quinta posición en esa ocasión.

El tapatío encontró refugio en Force India y ahí vivió desde una bancarrota hasta la victoria en Sakhir 2020, a la espera de una poco probable oportunidad en otro monoplaza competitivo, que se concretó tras las malas actuaciones de Albon y al entregar una carta de presentación inmejorable, al quedar cuarto en la tabla.