Foto: AP
El presidente chino señaló que están dispuesto a llegar aun punto en común con la administración de Donald Trump sobre 'suavizar' los embates en la guerra comercial

Beijing quiere trabajar para cerrar un acuerdo comercial con Estados Unidos pero no tiene miedo de “defenderse”, dijo el presidente de China, Xi Jinping, este viernes. Reforzando el tono optimista adoptado en los últimos días, Xi dijo a una delegación comercial estadounidense que su país tiene una “actitud positiva” hacia las conversaciones.

“Como siempre hemos dicho, no queremos comenzar la guerra comercial, pero no tenemos miedo”, señaló Xi. “Cuando sea necesario nos defenderemos, pero hemos estado trabajando activamente para tratar de no tener una guerra comercial”.

“Queremos trabajar para un acuerdo de 'fase uno' sobre la base del respeto mutuo y la igualdad”, agregó Xi ante el grupo.

En la delegación del Foro Nueva Economía de Bloomberg, que se celebró esta semana en Beijing, estaban el ex secretario de Estado Henry Kissinger, el ex secretario del Tesoro Hank Paulson y el ex representante Comercial de Estados Unidos Mike Froman, entre otros dignatarios.

Durante la reunión en el ornamentado Gran Salón del Pueblo en Beijing, Xi reiteró la postura china de que un acuerdo requiere “respeto mutuo e igualdad”. The Wall Street Journal reportó el jueves que el principal negociador chino, el viceprimer ministro Liu He, invitó a sus homólogos estadounidenses a Beijing para una nueva ronda de diálogo, sugiriendo posibles avances.

El último episodio en las tensiones comerciales entre las dos mayores economías del mundo estalló el año pasado luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso aranceles adicionales a importaciones chinas valoradas en miles de millones de dólares. La medida buscaba aumentar la presión para que Beijing cambiara su política comercial y de inversiones.

China respondió subiendo sus aranceles. Tras alzas graduales y la suspensión del diálogo antes este año, las dos partes están trabajando para cerrar lo que dicen será un acuerdo preliminar que allane el camino a abordar asuntos más complejos.

Sin embargo, las perspectivas de cerrar un acuerdo de 'fase dos' son inciertas. China explicó que quiere que Estados Unidos se comprometa a reducir gradualmente los aranceles vigentes. Pero no está claro que Washington esté dispuesto a ello.