El jugador de Chivas Eduardo López celebra después de anotar un gol contra Pumas durante el partido de la jornada uno del Torneo Clausura del fútbol mexicano realizado en el estadio “Chivas?” en Guadalajara. Foto: EFE
La filosofía de los de Guadalajara, instaurada a partir del inicio del profesionalismo en la década de 1940, se ha mantenido inalterable desde entonces. Sólo permiten jugadores mexicanos, no naturalizados.
Nosotros no vamos a dejar de jugar con mexicanos, por lo menos mientras yo viva"...
Jorge Vergara, dueño de las Chivas

Las Chivas de Guadalajara son una "rara avis" en la Liga mexicana. Su histórica filosofía de contar sólo con jugadores mexicanos contrasta con la tendencia de los 17 equipos restantes, que han aprovechado las ventajas del reglamento para prescindir de futbolistas locales en favor de los extranjeros.

La filosofía de los de Guadalajara, instaurada a partir del inicio del profesionalismo en la década de 1940, se ha mantenido inalterable desde entonces. Sólo permiten jugadores mexicanos, no naturalizados.

Para el argentino Matías Almeyda, entrenador de Chivas, la filosofía del club lo obliga "a pensar el doble, el triple que en otro club", pero dice que le gusta. "Me hace crecer como técnico", afirmó en una entrevista con ESPN.

A pesar de las limitaciones de sus estatutos internos, Chivas es el segundo más ganador de la liga. Tiene 11 títulos y se encuentra sólo por detrás del América, que tiene 12. Además, es uno de los más populares del país.

Para el argentino Matías Almeyda, entrenador de Chivas, la filosofía del club lo obliga "a pensar el doble, el triple que en otro club", pero dice que le gusta. "Me hace crecer como técnico", afirmó en una entrevista con ESPN. Foto: EFE

Su opción por los mexicanos va a contracorriente de la polémica "regla 10-8", implementada a partir de esta temporada, que permite a todos los equipos de México convocar hasta diez extranjeros y apenas ocho mexicanos para cada enfrentamiento. Pero, más importante, los entrenadores no tienen ningún límite para diseñar sus alineaciones.

Los técnicos, que son en su mayoría extranjeros, pueden incluir a todos los foráneos desde el inicio, dejando apenas un lugar en el once titular para ser ocupado por mexicanos.

"Qué incongruente es. Es la etapa cuando más mexicanos en Europa hay y es cuando las reglas y las oportunidades a los jugadores mexicanos en México están escaseando. Es algo muy incongruente y muy triste", opinó Javier "Chicharito" Hernández, delantero del Bayer Leverkusen.

Los directivos que implementaron la norma se han defendido diciendo que no se trata de "nacidos o no nacidos en México, sino de aquellos que se formaron en las fuerzas básicas del país o no", como explicó Ricardo Bonilla, presidente de la Liga MX.

Jorge Vergara Madrigal, Presidente de las "Chivas" de Guadalajara. Foto: Cuartoscuro

En la primera división, hay más de 185 extranjeros registrados de un total de 460 jugadores, es decir, cerca del 40 por ciento. Eso sin contar a los futbolistas naturalizados, que cuentan como locales y no como foráneos.

Incluso el defensor mexicano del Porto Miguel Layún espera que "algún día los jóvenes mexicanos reciban total confianza" para jugar en primera división de su país.

Las Chivas se han mantenido fieles a su idea a pesar de todo. Es por eso que suelen ser comparados con el Athletic de Bilbao, de la liga española, con el que además comparte los colores de la camiseta.

El Athletic sólo acepta jugadores nacidos en el País Vasco o formados en las fuerzas inferiores del club. Ambos clubes tienen una fuerte identificación con su origen y suelen resaltar los valores nacionalistas de sus políticas.

El dueño de las Chivas, el empresario mexicano Jorge Vergara, que adquirió el club en 2002, es uno de los principales defensores de la filosofía rojiblanca. "Nosotros no vamos a dejar de jugar con mexicanos, por lo menos mientras yo viva", declaró.

Considerado una persona que suele cambiar sus decisiones de manera continua e imprevista, Vergara ha mantenido sus palabras y las reafirma cada vez que se le cuestiona sobre un posible cambio en las políticas del equipo.

Este sábado, Chivas visita a los Rayados de Monterrey en la segunda fecha del torneo Clausura 2017. Los locales son una de las plantillas que se ha aprovechado de las nuevas regulaciones, donde los futbolistas mexicanos pueden ser relegados a un papel totalmente secundario.

Los Rayados tienen la segunda plantilla más cara del fútbol mexicano. Su técnico, el argentino Antonio Mohamed, usó a diez extranjeros en el equipo inicial hasta cuatro veces durante el torneo pasado. En la primera fecha del campeonato actual, Mohamed usó a nueve extranjeros y dos nacidos en México como titulares.

En cambio, Almeyda estará al mando de 11 mexicanos que intentarán repetir la victoria (3-1) que consiguieron en marzo cuando le quitaron el invicto a Monterrey en su remodelado estadio.