Miguel Ángel Riquelme Solís, gobernador de Coahuila | Foto: Sandra Gómez
La relación de México con los Estados Unidos es muy buena, tanto que se han tomado acciones en conjunto para frenar o disminuir la pandemia, dijo el Gobernador de Coahuila

Torreón, Coahuila. – El cierre de la frontera entre México y Estados Unidos para viajes no esenciales podrá terminar en los próximos meses derivado del convenio que celebró el gobierno federal con el vecino país para acelerar la vacunación en la zona fronteriza, informó el gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís.

La relación de México con los Estados Unidos es muy buena, tanto que se han tomado acciones en conjunto para frenar o disminuir la pandemia y por ello también la apertura de los puentes internacionales podría darse en unos cuantos meses, consideró.

Relató que el acuerdo entre los dos países tiene como propósito tratar de igualar los porcentajes de vacunación en la frontera, dada la interconectividad que tienen ciudades como Ciudad Acuña y Piedras Negras, con alto número alto de ciudadanos que generalmente cruzan.

La vacunación en estos puertos fronterizos está por iniciar, de acuerdo a convenios que tienen México y Estados Unidos, por lo que es probable que pronto se puedan cruzar los puentes para actividades no esenciales y normalizar el intercambio comercial al que estamos acostumbrados, porque el cierre sí ha afectado a ambas partes.

Ante la serie de ataques armados en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas y que dejó al menos 18 muertos, el gobernador Riquelme dijo que Coahuila permanece en alerta.

La paz y la seguridad que en estos momentos vive Coahuila, no es momento, no es factor para relajar la seguridad, por ello, diariamente se efectúan vuelos sobre brecha del gas, entre Tamaulipas, Nuevo León y Coahuila, vigilando rutas por donde se desplaza la delincuencia asentada en Nuevo Laredo y Reynosa.

Los sobrevuelos se efectúan no solo cuando se suscitan hechos de esa naturaleza, sino, la vigilancia se viene incrementando desde hace tiempo con helicópteros que se tienen en Coahuila, vigilando brechas de largas distancias.

La colindancia con Nuevo León y Tamaulipas es un territorio muy grande, con infinidad de brechas construidas a través de los años, por donde la delincuencia de aquel Estado trata de entrar a nuestro Estado.

Por eso Coahuila siempre está alerta, las balaceras del fin de semana en Reynosa, no son algo que nos haga reaccionar, simplemente tomar las precauciones cuando se presentan este tipo de hechos, precisó.