Archivo
El juez expuso que aunque la integridad física del presidente resulta importante para los mexicanos, de ningún modo se convierte en un interés legítimo para la promoción de un amparo de este tipo

Un juez federal de la Ciudad de México concluyó que la desaparición del Estado Mayor Presidencial no violenta los derechos humanos y desechó una demanda de amparo promovida por un ciudadano pues no sé afecta en lo particular al quejoso.

El juez Juan Pablo Gómez Fierro expuso que la integridad física y personal del presidente de los Estados Unidos Mexicanos es una cuestión que resulta importante para todos los mexicanos, pero que de ningún modo se convierte en un interés legítimo para la promoción de un amparo de este tipo.

"Este Juez de Distrito advierte que el quejoso carece de interés jurídico o legítimo [ausencia de interés] para impugnar la omisión del presidente de los Estados Unidos Mexicanos de contar con personal que garantice su seguridad física personal, toda vez que dicha omisión no incide sobre algún derecho humano, razón por la cual, no produce una afectación real y actual sobre su esfera jurídica", señala la sentencia.

Y es que un ciudadano demando ante el Poder Judicial de la Federación la omisión del presidente Andrés Manuel López Obrador de contar con personal que garantice su seguridad física personal, en particular la desaparición del Estado Mayor Presidencial.