FOTO: JESUS GUTIERREZ
Los contratiempos han entorpecido la planificación y esto se ve reflejado en la calidad educativa y en el tiempo efectivo que los padres e hijos pueden dedicar a las clases virtuales

El regreso a clases ha sido un reto importante para los docentes, alumnos y padres de familia, quienes de manera abrupta en marzo de este año tuvieron que modificar su plan de trabajo, y llevar las clases a distancia para que los alumnos continúen con su preparación académica.

Sin embargo, los contratiempos han entorpecido la planificación y esto se ve reflejado en la calidad educativa y en el tiempo efectivo que los padres e hijos pueden dedicar a las clases virtuales.

A pesar de haber previsto una serie de contratiempos en las clases en línea más allá de las fallas de las plataformas o cambios de horarios, pues los padres de familia que supervisan por varios meses los van es de los estudiantes con la reactivación económica regresaron a sus empleos.

Irving López y Sonia Cerecero, un matrimonio que trabaja en una empresa de contabilidad, ahora se enfrentan al reto de dejar el home office y encontrar quien cuide de sus tres hijos de kínder y primaria.

“Hace un mes que tuvimos que regresar a la oficina, al principio fue sencillo porque íbamos en horarios diferentes y podíamos acomodarnos un poco, pero a partir de la próxima semana iremos todo en horario completo y no tenemos quien nos ayude a cuidarlos”, señala Sonia.

Aunque la familia Lopez Cerecero, cuenta con el ofrecimiento de los abuelos maternos para supervisar a los menores y apoyarlos con sus tareas y clases, la pareja considera un tanto riesgoso esta solución, pues hace meses que sus hijos no conviven con sus abuelos para evitar alguien de ellos se contagie con el virus del COVID-19.

“En el trabajo nos dijeron que mientras tanto podemos llevarlos a la oficina, como hay otro compañeros que tampoco tienen donde dejar a sus hijos, varios podremos llevarlos y luego buscar con calma quien nos los pueda cuidar”, señala la madre.

Sin embargo, esta opción también implica un riesgo para los menores, pues dentro de las oficinas laboran al menos quince personas y otras tantas acuden diariamente para contar diversos servicios contables.

Paloma Gatica

Paloma Gatica se desempeña hace 5 años como periodista en la prensa escrita, se especializa en temas de tecnología, redes sociales, educación y tendencias, así como en derechos de la mujeres y problemáticas sociales en la adolescencia.

Actualmente trabaja como reportera en la redacción de Vanguardia, en donde tiene la oportunidad de incursionar más a fondo en el periodismo digital, desde distintas plataformas, así como en el periodismo de datos. 

Es licenciada en Comunicación (Generación XXXV) egresada de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UA de C, y orgullosamente nacida en Parras de la Fuente.