Archivo
Coahuila obtuvo una calificación de 1.57, lo que lo ubica como el cuarto Estado con mayor nivel de paz en el país, por debajo de Yucatán, Tlaxcala, y Campeche

Pese a que de 2016 al 2017 aumentaron las tasas de delitos con violencia, Coahuila es el cuarto Estado del país con mayor nivel de paz, de acuerdo con el Índice de Paz México 2018. El estudio ubica en Coahuila una tasa de 8.5 homicidios por cada 100 mil habitantes durante el año pasado.

El Instituto para la Economía y la Paz, con sede en Australia, publicó el estudio “Índice de Paz México 2018”, mismo que toma en cuenta indicadores de 2017 respecto a homicidios, delitos con violencia, delitos cometidos con armas de fuego, cárcel sin sentencia y crímenes de la delincuencia organizada para determinar los niveles de paz en las 32 entidades federativas del país.

Coahuila obtuvo una calificación de 1.57, lo que lo ubica como el cuarto Estado con mayor nivel de paz en el país, por debajo de Yucatán, Tlaxcala, y Campeche. Con relación al mismo estudio del año pasado, la entidad coahuilense cayó un sitio, pues en 2017 fue colocado en el tercer lugar a nivel nacional.

“Coahuila fue el único de los 5 estados con mejor desempeño en el que el nivel de paz se deterioró en 2017. En las tasas de delitos con violencia, delitos cometidos con arma de fuego y de homicidios de Coahuila se revirtió la disminución alcanzada en 2016”, señala el documento.

El análisis concluye que el aumento en la tasa de delitos con violencia se originó de un alza del 20 por ciento que se dio en el delito de violación, mientras que los delitos con arma de fuego también se vieron al alza tanto en asaltos como en homicidios cometidos con armas de fuego.

“Las altas clasificaciones del Estado se sostienen en gran medida porque los colapsos en el nivel de paz han sido más drásticos y graves en otros estados, lo cual coloca a la tasa de homicidio de Coahuila, de 8.25 por cada 100 mil habitantes, como la quinta más baja de México”.

De acuerdo con el reporte, Coahuila mejoró en un 8 por ciento su calificación en el indicador de cárcel sin sentencia de 2016 al 2017. Se destacó que a diferencia de los estados vecinos de Nuevo León y Chihuahua, la entidad coahuilense ha podido contener de una mejor forma la violencia.