De acuerdo con el administrador fiscal general del Estado, Javier Díaz, el Gobierno Federal aún mantiene un déficit con la entidad de más de mil 700 millones de pesos. ESPECIAL
Estamos en crisis y falta apoyo para mantener empleos, critica economista. No hay infraestructura federal importante: AIERA

Ante el Segundo Informe que presentará hoy Andrés Manuel López Obrador, representantes de la iniciativa privada de Coahuila coincidieron en que el estado espera más del Presidente, pues tiene nulos resultados que ofrecer a esta región del país.

El director del Instituto de Estudios Empresariales Coahuila Sureste, Antonio Serrano, consideró que las cuentas por rendir a la entidad son “muy malas”, con una crisis económica acentuada, falta de apoyo a los estados para mantener los empleos y recortes en ciencia, tecnología y educación.

Mario Ricardo Hernández, presidente de la Asociación de Industriales y Empresarios de Ramos Arizpe (AIERA), expuso que “no tiene resultados sustanciales que informar a los coahuilenses”, sin infraestructura federal clave que solucione problemas o genere derrama económica.

La ampliación de la carretera a Zacatecas, y el tramo Saltillo-Derramadero, están prácticamente igual desde que llegó a la Presidencia, apuntó. Tampoco se ha corregido la zona de Los Chorros.

“Nos gustaría estar diciendo lo contrario. En cuestión económica tampoco se ha tenido el apoyo necesario, pese a las solicitudes de Coahuila, en la Alianza Federalista, de modificar el Pacto Fiscal y tener mayores recursos para la entidad, aunque es de las que menos recibe de acuerdo a lo que aporta”, subrayó.

EXIGENCIA GENERALIZADA

El presidente de los Comerciantes del Centro Histórico de Saltillo, Salvador Rodríguez, manifestó que los locatarios de este sector se “están rascando con sus propias uñas”, pues los apoyos dispuestos por el Gobierno Federal no alcanzan para solventar el impacto provocado por la pandemia.

Además, de acuerdo con el administrador fiscal general del Estado, Javier Díaz, el Gobierno Federal aún mantiene un déficit con la entidad de más de mil 700 millones de pesos, pues hasta agosto se contemplaban dos mil 500 millones de participaciones federales y solo llegaron 793 millones del Fondo de Estabilización.