Foto: Lidiet Mexicano
El Gobernador Miguel Riquelme anunció que se está evaluando la actividad de laboratorios biomoleculares para eficientar el muestreo

Tras realizarse una reunión con epidemiólogos y jefes jurisdiccionales de la Secretaría de Salud en Coahuila, el gobernador Miguel Riquelme anunció que se está evaluando la actividad de laboratorios biomoleculares para eficientar el muestreo, aumentar la capacidad de pruebas y ser más expeditos en los resultados de las mismas y así marcar los cercos sanitarios en pacientes positivos.

Desde las instalaciones del Aula Magna de la UAdeC en Monclova, expuso que las pruebas se convierten en una parte esencial de la estrategia estatal para el combate del coronavirus, por ello era importante reorganizar los grupos de trabajo en la coordinación que debe tener con todos los subcomités.

“Las pruebas estarán transparentadas en los subcomités, diariamente sabrán cuantas pruebas y no solamente tendrá la información de los positivos o del agente que debe atenderse, si no también podrán intervenir en la estrategia con la Secretaría de Salud para poder tener al día lo necesario para poder ubicar los positivos si no sacar los que tenemos en prioridad”.

Expuso que el número de pruebas que tiene Coahuila es uno de los mayores indicadores en el  país que se tiene por habitante, desde el inicio de la pandemia se han aplicado 81 mil tomas de las cuales  o 66 mil 819 las ha aplicado el estado en sus laboratorios biomoleculares, el IMSS y laboratorios privados se dividen el resto.

Aún así se busca un orden para analizar la prioridad que realmente ocupa el combate y se tenga mayor eficiencia en el manejo de la contingencia.

“Preocupa quienes traen síntomas o están hospitalizados y también el poder atender a nuestra primera línea de reacción que son los médicos enfermeras y demás, esa son nuestras prioridades”.

El mandatario, aseguró que al momento no hay saturación de pruebas en ninguna de las cinco regiones, sin embargo, se convocará a laboratorios privados para que realicen este procedimiento y así “cierto sector socioeconómico” que quiera realizar su proceso ahí tenga la oportunidad.

Expuso que en el estado hay muy pocos laboratorios privados que ofrecen la aplicación de la prueba SARS-CoV-2 a excepción de los instalados en Saltillo y Torreón y esto obliga a que la carga de trabajo en los análisis la tenga mayormente la Secretaría de Salud.

“En dado caso que dada la circunstancia de cualquier familia lo pueda hacer y además tenga la necesidad de hacerlo, por otro lado, sigue bien la capacidad de pruebas sigue bien”.

Por otra parte, informó que la Secretaría de Salud se encargará de expedir certificados a quien pase su cuarentena y posteriormente bajo revisión médica sea dado de alta. Con este podrá demostrar que puede regresar a laborar sin necesidad de realizarse una segunda prueba. El envío de este comprobante se podría enviar mediante correo electrónico.

Hizo mención que por ahora la ocupación hospitalaria en Coahuila es de un 62 por ciento es decir 559 camas se mantienen ocupadas de un total de 900, hay 341 disponibles.

Los ventiladores mecánicos, solo 97 de 249 están siendo utilizados por pacientes, lo cual significa que es el 39 por ciento del total.

No obstante mencionó se tiene mucha capacidad para crecer, pero se van a ubicar estrategias pre hospitalarias y se van a trabajar con ellas en los próximos días.

“Coahuila tiene estabilidad dentro del número de contagios que si bien es cierto ha crecido, la gran mayoría son asintomáticos y seguimos manteniendo la capacidad hospitalaria en 62 por ciento es un nivel aceptable y que se puede seguir cuidando”.

“Tenemos capacidad para crecer pero nos mantendremos como estamos, si hubiera necesidad como en Acuña, Torreón, Saltillo y Monclova, pero en el momento hay control dentro de los contagios”.

Dijo hay gran avance en el crecimiento de infraestructura de atención, de personal operativo, se mantuvo al personal médico y los infectados retornaron a sus labores y la contención ha sido algo que se ha logrado a la participación de los subcomités y alcaldesas y alcaldes de los 38 municipios.

Destacó que los números de Coahuila son controlables y en el caso de ocupación hospitalaria se ha mantenido entre el 55 a 60 por ciento durante las últimas semanas y se espera el seguir así.

“Vamos a seguir reduciendo la movilidad donde no se tenga que ver con las actividades que hemos liberado y educar a la sociedad para poder convivir con el virus”, concluyó.