OMAR SAUCEDO
Entre los indicadores que se miden en las entidades federativas, se encuentra el porcentaje de ocupación de camas para para pacientes COVID, así como camas de terapia intensiva

Según el monitoreo de Indicadores Estatales de Salud en México Coahuila es la entidad federativa con resultados satisfactorios en sus indicadores de trabajo diario, reacción y atención en sus servicios médicos durante la presente pandemia en México.

Así, en una evaluación de los sistemas estatales de salud presentada el pasado viernes en la reunión de gobernadores realizada en la Ciudad de Tampico, Tamaulipas, en la labor diaria de enfrentar la pandemia de COVID-19, y en la que se miden factores como la calidad de la infraestructura hospitalaria, el proceso médico, y los resultados, el estado de Coahuila trascendió entre las demás entidades federativas.

El gobernador Miguel Ángel Riquelme Solís mencionó que esto ha sido gracias al trabajo coordinado que se han venido realizando desde el inicio de la pandemia entre las distintas instituciones gubernamentales, de la sociedad civil y siempre con miras de ofrecer servicios de alta calidad para toda la población.

Refirió además que estos datos sobre la operación de los hospitales y clínicas de salud pueden aportar elementos para establecer un diagnóstico sobre el estado que guardan los servicios de salud en general, y la calidad de servicio que se ofrece a la población que así lo necesita.

“Entre las ventajas en el uso de este tipo de indicadores, se encuentra que éstos nos permiten establecer medidas generales y con ello poder efectuar comparaciones periódicas de los procesos, con la intención firme de siempre mejorar los resultados para una atención médica integral”, indicó Riquelme Solís.

Entre los indicadores que se miden en las entidades federativas, se encuentra el porcentaje de ocupación de camas para para pacientes COVID, así como camas de terapia intensiva COVID, el promedio semanal de capacidad de pruebas diarias realizadas (así como su validez y confiabilidad), el porcentaje de pruebas positivas, así como promedio semanal de defunciones por COVID, entre otros.