Foto: Juan Francisco Valdés /
En el camino ejidal a Loma Alta en Arteaga, una familia se quedó sin gasolina cuando intentaba cruzar proveniente del ejido Landeros. Sin embargo, la fuerza del afluente del arroyo El Saucillo

La tormenta tropical “Hanna” colapsó ayer la vida en la región, dejando inundaciones, socavones y al menos tres personas desaparecidas quienes fueron arrastradas por un afluente.

Por casi 24 horas consecutivas, las lluvias se dejaron sentir en la Región Sureste de Coahuila, siendo la parte norte de Saltillo y la zona serrana de Arteaga, las más afectadas. 

En el camino ejidal a Loma Alta en Arteaga, una familia se quedó sin gasolina cuando intentaba cruzar proveniente del ejido Landeros. Sin embargo, la fuerza del afluente del arroyo El Saucillo logró arrastrar el vehículo cuando solo habían bajado dos integrantes de la familia. 

Como pudieron, siete personas lograron ponerse a salvo, sin embargo, tres integrantes –entre ellos dos menores de edad- seguían en calidad de desaparecidos hasta el cierre de esta edición. 

La zona norte de Saltillo, la franja de mayor plusvalía en la región, fue otro punto severamente afectado. En concreto, los fraccionamientos El Campanario, Country Club, Los Silleres, Centenario de Torreón, Nogalar del Campestre, presentaron severas inundaciones. El 70% de los 245 reportes de vivienda inundados se dieron en estas colonias, informó el Ayuntamiento de Saltillo. 

En El Campanario, vecinos narraron a través de redes sociales como la fuerza de los afluentes terminaron por derrumbar bardas y alcanzar una altura considerable, por lo que se requirió el apoyo de un camión para trasladar a 45 personas a otras zonas. 

Por la noche, Protección Civil del Estado reportó que hubo un derrumbe en la calle Tezcatlipoca, por la corriente que cruza en el arroyo Ceballos

En el otro extremo de la ciudad, en un arroyo cercano a la colonia Lomas del Refugio, agentes de la Policía Municipal rescataron a un hombre y su hijo, quienes eran arrastrados por la fuerza de la corriente. 

OBLIGA CIERRE DE CARRETERAS
Las carreteras 57 y Saltillo-Monterrey –tanto la vía libre como de cuota- fueron cerradas ayer al presentarse deslaves, socavones y percances. 
En la vía 57 hubo dos deslaves en los kilómetros 232 y 231, en el tramo conocido como Los Chorros, por lo que tuvo que ser cerrada. 
Mientras que en la carretera Monterrey-Saltillo se presentó un deslave a la altura del kilómetro 44, así como un socavón cerca del kilómetro 19+500. La autopista fue cerrada por completo en sentido a Monterrey, cerca de las 21:00 horas. 

NL, TAMAULIPAS Y TEXAS, QUEDAN BAJO EL AGUA
En Nuevo León, las lluvias también provocaron inundaciones en las principales vialidades del área metropolitana de Monterrey, así como la suspensión del servicio de transporte colectivo. 
Mientras que en Tamaulipas, también hubo reporte de encharcamientos, así como la inundación del Hospital Materno infantil de Reynosa.  
En Texas, el presidente Donald Trump ordenó la asistencia federal ante los embates de Hanna.

Con información de Christian Martínez, Armando Ríos, José Reyes, Juan Francisco Valdés, Paloma Gatica 
y Aracely Chantaka