Obstáculos. Los trabajos que se llevan a cabo en la carretera a Monterrey provocan que la circulación sea demasiado lenta, formándose kilométricas filas de vehículos. MARCO MEDINA
La concesionaria dio a conocer recientemente que en los últimos 3 años el número de accidentes ha disminuido un 28 por ciento, en tanto que el tráfico ha aumentado un 20 por ciento de 2016 a 2019

Para aumentar las medidas de seguridad tanto en el Libramiento Norponiente, como en la autopista Saltillo-Monterrey, la concesaria Roadis construirá este año cuatro rampas de emergencia, con lo cual sumarán cinco en el tramo del entronque de la carretera a Zacatecas hasta Santa Catarina, Nuevo León, antes del nuevo viaducto sobre el río.

La concesionaria de la autopista Saltillo-Monterrey también ha iniciado la construcción del Viaducto Santa Catarina, que conectará esta carretera con la zona metropolitana de Monterrey en los municipios de Santa Catarina, San Pedro y Monterrey, a través de un puente elevado sobre el río Santa Catarina.

La concesionaria dio a conocer recientemente que en los últimos 3 años el número de accidentes ha disminuido un 28 por ciento, en tanto que el tráfico ha aumentado un 20 por ciento de 2016 a 2019.

Ante las críticas recientes por los accidentes que han ocurrido en la autopista cuando hay neblina, la concesionaria informó que cumple con las medidas de seguridad exigidas por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

En el caso de las áreas de acotamiento se explicó que la vialidad se construyó bajo los parámetros establecidos dentro del proyecto ejecutivo de la licitación y en cumplimiento a la normativa emitida por SCT.

A finales del año 2018, explicó la empresa, la SCT requirió de la instalación de 2 rampas de emergencia adicionales en el libramiento de Saltillo, las cuales se construirán en 2020.