Afirma Riojas que de su padre aprendió a ver la necesidad de la gente. Foto: Especial
El también político afirma que ha rezado por el asesino de su padre y ha pedido que Dios lo bendiga

Monterrey, NL.- A través de los ojos de su papá, Luis Donaldo Colosio Murrieta, aprendió a ver la necesidad de la gente, pero de su mamá, Diana Laura Riojas, heredó la nobleza por eso, Luis Donaldo Colosio Riojas es incapaz de sentir rencor por Mario Aburto el asesino de su progenitor. Incluso ha rezado por él y ha pedido que Dios lo bendiga.

A 25 años de la muerte del candidato priista a la presidencia de la República su primogénito abrió su corazón y habló de su padre, su injusta muerte y hasta del asesino que le arrancó la existencia.

“Presidentes, México ha tenido muchos candidatos, más yo me quedé sin mi padre”, afirmó Colosio Riojas al ser cuestionado sobre la muerte del aspirante priista que prometía un país mejor para el “México de profundas desigualdades”.

La vida del candidato priista terminó en un atentado, perpetrado el 23 de marzo de 1994, durante un mitin celebrado en Lomas Taurinas, Tijuana. La noticia conmocionó al país y llenó de dolor a su familia.

“He sentido dolor; rencor jamás. Mucha duda, algo de frustración de desesperación con la vida; en general con la situación incluso con el contexto político del país”, compartió.

Por más doloroso que fue en su momento, el día de hoy agradezco las lecciones que el universo y la vida me dieron para estar aquí”.
Luis Donaldo Colosio Riojas, diputado local por Movimiento Ciudadano en Nuevo León, e hijo de Luis Donaldo Colosio.

Colosio Riojas expuso que entonces no entendía porque las cosas siempre tienen que terminar en violencia “aquí y en China”.

“Hasta que acepte que en gran medida es parte de la naturaleza humana, que muchas veces se está en posibilidad de solucionar las cosas a través del diálogo, de la razón, con una inteligencia; vendrán los exabruptos, vendrán los tiempos violentos y ese tipo de conflictos armados que al día de hoy siguen afectando a muchas partes del mundo”.

Agregó que un día terminó por aceptar la situación que le tocó vivir a su familia y eso le dio mucha paz a su existencia.

“En la vida los golpes y por ende el dolor son inevitables, el sufrimiento es opcional”, destacó.

SU MADRE LA PIEDRA ANGULAR

Declaró que una piedra angular tanto en la vida de su papá como en la propia fue su mamá.

“Mi mamá es mi héroe”, confió.

Afirmó que incluso ante el asesinato de su esposo, Diana Laura, mostró una actitud que no muchos podrían.

“Dijo que su venganza sería su perdón”, recordó.

Además de que fue una mujer que se puso a rezar por los asesinos de su marido.

- ¿Tú tienes algún sentimiento hacia Mario Aburto?

“Que Dios lo bendiga. He rezado mucho por él”.

El diputado local por Movimiento Ciudadano en Nuevo León, comentó que ha pedido mucho por él alma del asesino de su papá y también por toda aquella gente que le ha hecho daño y le quiere hacer daño.

-¿Es duro cargar con las imágenes de la manera en como falleció el tu padre?

“Lo fue en su momento, lo fue, ahora lo reconozco como parte de mi historia y es algo que incluso fue bastante formativo. Entonces la persona que el día de hoy soy, el camino que he recorrido, la carrera que he elegido, ésta nueva etapa que he comenzado, la familia, incluso, que he formado todo se debe a toda la suma de mis experiencias”, sostuvo.

EXPERIENCIAS DOLOROSAS EN SU FORMACIÓN

Destacó que en su formación están incluidas las experiencias dolorosas.

“No es algo que veo con trágico dolor, ni siquiera con arrepentimiento o desprecio, es algo que es  parte de lo que soy es algo que reconozco, porque incluso por más doloroso que fue en su momento el día de hoy agradezco las lecciones que el universo y la vida me dieron para estar aquí”, expuso.

 Comentó que agradece que a 25 años de la muerte de su padre la gente lo siga recordando y hasta se hagan proyectos sobre su historia.

“Agradezco que la gente lo siga recordando con tanto afecto, con tanto cariño. Me he dado cuenta de que también cada quien tiene su propia versión de Colosio en su cabeza porque al final del día también fue una persona muy querida, pero por un tiempo muy fugaz”, indicó.

Añadió que es un gusto redescubrir la versión que cada quien tiene de Colosio.

Colosio Riojas perdió a su padre a la tierna edad de 8 años, pero su imagen lo inspiró para seguir la carrera política.

“Si estoy yo en este camino es porque tengo que ser muy responsable en todas y cada una de mis decisiones. Aunque a veces muchas de ellas no se comprendan de la manera adecuada, yo sé porque las estoy tomando y por eso agradezco la confianza de la gente”, externo.

- ¿Es un compromiso enorme tener el apellido Colosio por las expectativas que tiene la gente?

 “Genera una gran expectativa y yo creo que es una expectativa que se suma y continua de cierta manera, la expectativa que se tenía de él. Que era una persona que tenía mucho potencial, pero no se le dejó desarrollarlo”.

“Esa expectativa me cae a mí, pero yo creo que quien tiene más alta esa expectativa soy yo mismo”, destacó.

‘MI APELLIDO YA NO ME PERTENECE’

Sin embargo, dijo, que para él lo más importante no es ser hijo de Colosio, sino ahora ser padre familia (porque el nombre y apellido que él le heredó, ya no le pertenece).

“No me pertenece a mí, ni siquiera a mí padre, ya le pertenece a mis hijos y se los estoy cuidando, desarrollando para que ellos también se puedan sentir igual o sí se puede un poco más orgullosos de lo que yo me siento de mi padre”, finalizó.