Foto: Tomada de Internet
Desde el 2 de julio del 2018 al 15 de mayo de este año, el valor de las empresas de Ricardo Salinas se duplicó, de acuerdo con datos de la Bolsa Mexicana de Valores.

Entre el 2 de julio del 2018, día del anuncio del triunfo electoral de Andrés Manuel López Obrador a la Presidencia de México, y el 15 de mayo de 2019, el valor de capitalización de las empresas en Bolsa de Ricardo Salinas Pliego aumentó 105.5%, variación que lo ubica como el empresario cuyas empresas crecieron  por encima del resto.

En contraste, el valor de mercado de Grupo Televisa, que encabeza Emilio Azcárraga Jean, se redujo a la mitad, al disminuir 50.5%, de acuerdo con información de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Se consideró únicamente a empresas cuyos estados financieros están abiertos al público.

A la firmas de Carlos Slim no les alcanzó para librar la caída en su valor de capitalización bursátil, que se vio disminuida en 11 por ciento.

En los casos de Antonio del Valle Ruiz y Alberto Baillères, sus empresas disminuyeron su valor de mercado en  24.4 y 26.8%, respectivamente, mientras que la menor baja la experimentó Germán Larrea,de Grupo México, con 7.3%, y Carlos Hank Rhon quedó en el lado positivo al ganar 3.6% en el mismo lapso, encontró la Unidad de Inteligencia y Estudios Especiales de El Economista, basándose en números índice base 100 al inicio de la fecha del ejercicio.

Apuestan

Mientras que para algunos es prematuro saber cuál será el rumbo económico del actual gobierno, otros ya hicieron sus apuestas y trazaron estrategias sobre los cambios por venir, ciertamente la carrera no empezó el 1 de diciembre con la entrega de la estafeta al nuevo gobierno.

De acuerdo con el índice elaborado por este diario, el reacomodo y la formación de expectativas, parte fundamental en la estrategia de todo inversionista, empezó tiempo atrás, aunque para efectos de medición se tomó como fecha de arranque el 2 de julio del año pasado.

El nuevo reto para delinear el futuro de México, a partir de la visión de un gobierno diferente, fue anticipado por algunos de los hombres más acaudalados del país, personajes que a la fecha ven en el valor de sus fortunas el haberse incorporado al movimiento de la ola que daría mayor impulso a sus empresas.

Otros, con una visión distinta y hasta contraria, se enfrentan a un entorno que no sólo acota el desempeño de sus negocios, sino que también les deja la sensación de que los limita, así, no todos los que tienen las grandes fortunas en el país las han visto crecer.

Con el triunfo electoral de AMLO el 2 de julio, para muchos grandes empresarios del país empezó una nueva era, la formación de expectativas en los inversionistas sufrió grandes y rápidas transformaciones, las decisiones tomadas por éstos quedó registrada en la evolución del valor de mercado de sus emisoras, de cuyo registro da cuenta día a día la BMV.

El cambio en la riqueza de los hombres más acaudalados de México en pocas semanas exhibía de qué lado estaban sus apuestas.

Para el 27 de agosto, ni siquiera habían pasado dos meses de la elección, cuando ya las empresas de Ricardo Salinas Pliego habían aumentado su capitalización 81.7%, mientras que, en el otro extremo, para octubre del mismo año, la de Emilio Azcárraga se había reducido 26%, las de Carlos Slim acusaban una baja de 10% y la de German Larrea, de Grupo México, de 15 por ciento.

Salinas Pliego, que preside Grupo Elektra, cuenta con dos grandes divisiones, la comercial y la financiera, que está orientada hacia los grupos sociales más vulnerables. Banco Azteca es el mayor banco en México en términos de cobertura geográfica con más de 3,500 sucursales, de los  cuales 1,285 están dentro de las tiendas Elektra, cuenta con más de 13 millones de cuentas de depósito y un número similar de cuentas de crédito, de acuerdo con información de la propia empresa.

Banco Azteca emitirá las Tarjetas del Bienestar destinadas a beneficiarios de los programas sociales del gobierno de López Obrador, tales como la Pensión para Adultos Mayores y para personas con discapacidad, esto será cuando Bansefi complete su transformación en el Banco del Bienestar, según anticipó el propio gobierno.

Azcárraga Jean, presidente del Consejo de Administración de Televisa, no ha tenido acercamientos con el presidente Andrés Manuel López Obrador y tras recibir importantes contratos de comunicación social en el sexenio anterior, actualmente enfrenta una disminución en sus ingresos por ese concepto en por lo menos 50%, según la propia versión del gobierno actual, que se encuentra en proceso de arranque, disminución y reestructuración de su gasto.

En el análisis se consideró una muestra de 15 empresas. Seis para el caso de Carlos Slim (América Móvil, Grupo Carso, Grupo Financiero Inbursa, Minera Frisco, IDEAL y Telesites), tres que preside Alberto Baillères (Industrias Peñoles, Grupo Palacio de Hierro y Grupo Nacional Provincial), dos de Ricardo Salinas (Elektra y Banco Azteca), dos más de Germán Larrea (Grupo México y Grupo Aeroportuario del Pacífico), Televisa en el caso de Emilio Azcárraga y Grupo Financiero Banorte para Carlos Hank Rhon.

En términos absolutos, el avance del valor de mercado de las empresas de Salinas Pliego fue de 134,398 millones de pesos y la de Carlos Hank Rhon de 11,131 millones de pesos.

En el extremo de las pérdidas estuvo Carlos Slim, con la baja de 170,819 millones de pesos, le siguió el presidente del Consejo de Administración de Televisa, Emilio Azcárraga Jean, con 109,727 millones de pesos.

Las mermas en el valor de mercado de las empresas en Bolsa de Germán Larrea y Alberto Baillères fue de 39,182  millones y 43,912 millones de pesos, respectivamente.