Las empresas United Technologies (UTC) y Raytheon alcanzaron un acuerdo para fusionar sus negocios y crear un gigante del aeroespacio y la defensa que se llamará Raytheon Technologies. Fotos: AP
Esta fusión se perfila como una de las mayores operaciones del año en EU., Raytheon Technologies tendrá una facturación anual de 74 mil mdd, lo que la situaría como la segunda más grande de su tipo solo por detrás de Boeing.

Las empresas United Technologies (UTC) y Raytheon alcanzaron un acuerdo para fusionar sus negocios y crear un gigante del aeroespacio y la defensa que se llamará Raytheon Technologies, anunciaron ambas en un comunicado conjunto a última hora del domingo.

UTC y Raytheon tienen un valor de mercado conjunto en torno a 166,000 millones de dólares y su combinación permitirá "ampliar capacidades de innovación y desarrollo" hasta crear "un proveedor principal de sistemas de tecnologías avanzadas" para los sectores aeroespacial y de defensa, según sus directivos.

De acuerdo al comunicado, tras esta fusión "entre iguales" que se perfila como una de las mayores operaciones del año en EU., Raytheon Technologies tendrá una facturación anual de 74.000 millones de dólares, lo que la situaría como la segunda más grande de su tipo solo por detrás de Boeing.

La fusión, que está sujeta a la autorización de los organismos reguladores, excluye a Otis y Carrier, dos negocios que UTC está actualmente separando y que serán independientes en la primera mitad de 2020, las mismas fechas en las que previsiblemente finalizará la fusión del nuevo conglomerado.

Los accionistas de UTC tendrán un 57 % y los de Raytheon un 43 % de esta nueva firma, que estará radicada en Boston y encabezada por los máximos ejecutivos: Greg Hayes (UTC) como consejero delegado y Tom Kennedy (Raytheon) como presidente.

De acuerdo a The Wall Street Journal, que adelantó la cercanía del acuerdo el sábado, la fusión supone un paso más en la consolidación de las industrias en las que operará Raytheon Technologies, que fabricará desde motores y asientos para aviones hasta lanzamisiles y trajes de astronauta.

De acuerdo al comunicado, el gasto en i+D combinado de la firma será de 8,000 millones de dólares y, gracias a sus siete centros de tecnología y 60,000 ingenieros, avanzará más rápido en áreas como la "ciber protección" de las naves que están interconectadas o la inteligencia artificial para la aviación comercial.

Se espera que en los tres años siguientes a la finalización de la fusión los accionistas obtengan unos retornos de capital de entre 18,000 y 20,000 millones, mientras que para el cuarto año posterior a la operación se calcula que habrá recabado 1,000 millones gracias a las sinergias.