Foto: Archivo
Además se le concedió una suspensión para que las autoridades dieran información sobre el caso

Un juez capitalino concedió un amparo a Mónica García, dueña del Colegio Rébsamen, que se desplomó el pasado 19 de septiembre, en donde además de detener el citatorio en su contra, se le concedió una suspensión para que las autoridades dieran información sobre el caso.

De acuerdo con fuentes de la procuraduría capitalina, se le concedió la suspensión tras un acto reclamado, consistente en la publicación de datos personales, estatus de vida personal, profesional y fotografías. La procuraduría local y ninguna autoridad que investigue el caso puede emitir información referente a Mónica García.

La procuraduría citó a declarar a la dueña de la escuela, después de que se realizara una investigación interpuesta por el Invea hace siete meses.

El Invea inició en febrero una indagatoria en contra de Mónica García por uso de suelo presuntamente falso en Rancho Tamboreo 19, pero fue hasta después del terremoto cuando se giró el citatorio. También se inició una investigación de oficio por la muerte de las personas tras el sismo.