El recorrido concluyó en la Torre de GM en la Ciudad de México. / Especial
Los conductores que ejecutaron el recorrido de la nueva Chevrolet Blazer manufacturada en Ramos Arizpe, Coahuila, halagaron su comodidad, multidesempeño y rendimiento de combustible.

CDMX.- Con el recorrido de San Miguel de Allende a la Ciudad de México concluyó el segundo viaje de la nueva Chevrolet Blazer. Recorrido que se realizó sin mayor problema, salvo en un tramo hacia Querétaro donde el tráfico se complicó unos minutos por las obra que se realiza en esa carretera. 

El destino final fue la Torre de General Motors en la capital del país. Fue un viaje de más de 135 kilómetros, con un promedio de 9.4L/100km y a una velocidad promedio de 87 kilómetros/hora.

Al concluir el recorrido, uno de los conductores comentó que la Chevrolet Blazer “es de un conducir es muy suave y los cambios de velocidad no se sienten arriba de los 120 kilómetros”. 

Destacó también la potencia del motor, lo que sale a relucir sobretodo en los ascensos, dijo, y destacó también la comodidad de los asientos que cuenta con una parte para acomodar el respaldo lumbar, los cuales además se pueden enfriar o calentar.

Finalmente halagó la función del aire acondicionado, así como el rendimiento del combustible por kilómetro. De San Miguel de Allende al Estado de México había consumido un cuarto de tanque a pesar de las velocidades, lo más bajo en este trayecto fue 90 km/h y lo más alto 160 km/h.