Archivo
Diputados del PRI, Morena y PRD se negaron a firmar el dictamen por no estar de acuerdo con su contenido

El Congreso del Estado podría violar la Ley, pues no se ha llevado al Pleno el dictamen del Informe Anual de Resultados de la Auditoría Superior del Estado (ASE), aun cuando ya transcurrieron los 60 días estipulados. El pasado lunes se discutió el documento en comisiones, sin embargo, diputados del PRI, Morena y PRD se negaron a firmarlo por no estar de acuerdo con su contenido.

La ASE entregó el informe al Congreso el pasado 21 de diciembre y a partir de ese momento se cuentan 60 días naturales para que la Comisión de Auditoría Gubernamental y Cuenta Pública revise la actuación del órgano fiscalizador y emita un dictamen para que sea aprobado o rechazado en el Pleno, lo que debió de ocurrir a más tardar el pasado 19 de febrero.

“El Congreso concluirá la fiscalización superior de las cuentas públicas en un periodo máximo de 60 días naturales contados a partir de la fecha en que reciba el Informe Anual de Resultados, dentro del cual la Comisión someterá a consideración del Pleno del Congreso el dictamen correspondiente”, estipula el artículo 57 de la Ley de Rendición de Cuentas y Fiscalización Superior del Estado.

A un día de cumplirse el plazo, el lunes pasado el coordinador de la comisión, Juan Antonio García Villa, presentó ante los integrantes de la misma un dictamen en el que señala omisiones por parte de la Auditoría, errores e incluso pedían que interviniera la Comisión Instructora de Juicio Político contra el exgobernador Rubén Moreira.

Los diputados del PRI, Morena y PRD que pertenecen a la comisión, se reservaron cinco de los siete acuerdos del dictamen y al final se negaron a firmar el mismo por no estar de acuerdo con su contenido.

Transcurridos los 60 días desde que el Congreso del Estado recibió el informe y sin un periodo extraordinario de sesiones programado, el dictamen se llevaría al Pleno hasta marzo, con lo que ya no se cumplió el plazo que marca la ley.