Archivo
Especialistas que explican por qué conviene adquirir una casa pese a la turbulencia económica y política

Comprar una propiedad puede ser el plan ideal para el 2018, sea para vivir en ella o convertirla en inversión y consolidar el patrimonio.

“Ante la volatilidad e incertidumbre, los bienes raíces son una opción de confianza que evita futuras pérdidas de valor o significan un menor nivel de riesgo respecto a otros activos financieros”, según especialistas que explican por qué conviene adquirir una casa pese a la turbulencia económica y políticas posible.

La primera justificación es formar patrimonio y riqueza, así que mientras mayor sea el valor de la propiedad (por plusvalía) el patrimonio se incrementa más y gana plusvalía.

Su valor se preserva mediante un buen mantenimiento; asegurarlo lo protege actualizando el monto asegurado con el tiempo.

Otra razón es invertir. Una propiedad es una opción de inversión, y se debe evitar riesgos innecesarios que debiliten la cobertura presupuestaria familiar o personal.

Lo que se recomienda es evaluar cuál es el perfil de riesgo del hogar y evitar el estrés financiero. Debe monitorearse la agenda del sector vivienda y los bienes raíces en la plataforma electoral de 2018.

La tercera justificación es que después será más caro. El 14 de diciembre, el Banco de México incrementó sus tasas de interés para dejarlas en 7.25%, lo que impactar las tasas hipotecarias, además de la incertidumbre por el tipo de cambio y la inflación que elevarían el costo de la vivienda.

Lo recomendable es comprar a tasa fija, ya que las tasas y costos subirán si la incertidumbre genera salida de capital y alza de réditos.

Es mejor comprar en zonas o colonias en procesos de gentrificación, aquellas que están subiendo en plusvalías o en fase de consolidación.