Aunado a esto apuntaron que una vez que se logre que no se recorte el presupuesto, exigirán que las universidades hagan un correcto uso de él. ESPECIAL
Plantearon su posicionamiento y pliego petitorio, en donde exigieron la eliminación de cuotas de inscripción

El Movimiento Estudiantil de Coahuila (MOESCO), en conjunto con la Coordinación Nacional de Estudiantil en Defensa de la Educación, convocan a las organizaciones, colectivas y movimientos estudiantiles de todos los niveles de educación a sumarse a la movilización nacional estudiantil que el 27 de octubre frente a la Cámara de Diputados y frente a los Congresos Locales por estado.

La manifestación a la que convocan persigue no sólo exigir mayor aumento presupuestal a la educación pública para este 2021, sino una reforma que haga que las universidades públicas y el presupuesto federal dirigido a ellas se democratice, en manos de estudiantes, trabajadores y docentes.

En conferencia de prensa nacional, realizada de manera virtual, este jueves plantearon su posicionamiento y pliego petitorio, en donde exigieron la eliminación de cuotas de inscripción, exámenes, extraordinarios y recuperación de material para garantizar la gratuidad de la educación universitaria. Entre otras se las exigencias incluidas en el pliego petitorio se encuentra la atención de los primeros respondientes con perspectiva de género.

 

“Pese a que existe una reforma al artículo tercero constitucional del año pasado en donde la educación superior tendrá un acceso universal, y en los artículos transitorios se habla del presupuesto que habrá de asignarse para que esto se logre, paradójicamente se recorta el presupuesto”, apuntaron en rueda de prensa.

Aunado a esto apuntaron que una vez que se logre que no se recorte el presupuesto, exigirán que las universidades hagan un correcto uso de él y que los alumnos y trabajadores tengan incidencia en el uso y aplicaciones del mismo.

La de las exigencias del pliego petitorio que se habrá de entregar, sostiene que se destine una partida del 10% del Producto Interno Bruto del país a la educación pública, la reducción salarial de los altos funcionarios, la democratización de los órganos públicos de las universidades, que una vez que se retome la educación presencial, esta sede en condiciones dignas y que garanticen la salud y el bienestar de los alumnos.