Víctima. Gaby murió, luego de días de luchar contra el COVID.ESPECIAL Foto: CORTESÍA
El bebé que fue dado a luz por Gabriela el pasado 3 de abril, resultó negativo en la prueba que se le practicó de coronavirus

Gabriela, una mujer monclovense quien la semana pasada fue trasladada de Monclova a Saltillo por contagio de COVID-19 estando embarazada, murió ayer, informó una fuente del sector Salud federal, lo cual causó conmoción en la sociedad.

La también enfermera de la Clínica 7 ingresó a esa clínica de Monclova con una crisis asmática que incluía dificultad respiratoria y con un embarazo de 36 semanas, sin embargo, al agravarse su salud, tuvo que ser traída a Saltillo, a la clínica 2 del IMSS, para su mejor atención.

Ayer, grupos religiosos que tenían conocimiento del caso solicitaron elevar una oración por el fallecimiento de la joven, además usuarios de redes sociales mostraron su conmoción por esta historia.

Gabriela dejó a dos hijos, uno de ellos el recién nacido, en la orfandad, además de su esposo, quien también ha sido diagnosticado con COVID-19.

FALLECE CERCANA A ELLA; DAN DE ALTA AL ‘PACIENTE 1’

Medios locales de Monclova dieron a conocer que Guillermina, una mujer de 61 años que estuvo en contacto con Gabriela, falleció también víctima del COVID-19.

Gabriela inicialmente, según estas versiones, convivió con el doctor Hugo Maciel, el paciente 1 de la serie de contagios en Monclova, en un funeral.

El doctor salió ayer de la Unidad de Cuidados Intensivos de una Clínica en Monclova, luego de varios días de haber estado internado. A través de redes sociales compartió un audio agradeciendo al personal médico que lo atendió. (Con información de La Voz de Monclova)

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.