Reparto. Cerca de 200 personas fueron beneficiadas con despensas enviadas por el Gobierno del Estado y el Municipio de Saltillo. JESÚS PEÑA
Representantes de los gobiernos Municipal y Estatal realizaron, en forma privada, la entrega de despensas como apoyo a las y los trabajadores de este sector

Ahora, las que también están padeciendo con esto de la emergencia por el coronavirus son las trabajadoras sexuales de la zona de tolerancia.

Esto después de que la llamada ciudad sanitaria cerrara sus puertas a sus parroquianos desde el pasado miércoles 18 de marzo.

Desde entonces las trabajadoras sexuales, meseros, cantineros y locatarios de los salones, bares y table dance de la zona roja, se han visto en serios aprietos económicos con la suspensión de actividades.

Por lo anterior, representantes de los gobiernos Municipal y Estatal realizaron, en forma privada, la entrega de despensas como apoyo a las y los trabajadores de este sector, con el fin mitigar la falta de empleo y de salario, que enfrentan.

Los moradores de este barrio, en cuyo entrada luce pegado un papel que dice “Cerrado hasta nuevo aviso. Quédate en casa”, fueron informados durante una reunión que la ciudad sanitaria, el único lugar legal en Saltillo para ejercer la prostitución, mantendrá sus puertas cerradas en tanto pasa la cuarentena decretada por el Gobierno Federal, y cuyo término tentativo sería el próximo 30 de abril. 

Con esta medida un total de 120 trabajadoras sexuales, 45 meseros, 17 locatarios y un número no cuantificado de vendedores ambulantes de la zona roja, quedarán sin otra forma de subsistencia.

“Estamos en casa, encerrados, sin trabajar. Somos muchas familias las que nos quedamos sin comida, sin trabajo. Necesitamos ayuda…”, comentó una de las trabajadoras.