Asegura. El director de Innovación de Productos de Seguros Monterrey New York Life, Rodolfo Arredondo, señaló que cada vez es más recurrente. / ESPECIAL
Arredondo Montero señaló que han ido en aumento los contratos de gastos médicos mayores en este sector

Una de cada cuatro personas que contratan un seguro de vida, también contrata el seguro de gastos médicos mayores; asimismo, el mercado que presenta más crecimiento en estos segmentos son los millennials, así lo dio a conocer el director de Innovación de Productos de Seguros Monterrey New York Life, Rodolfo Arredondo Montero.

En el caso del seguro de vida, comentó que cada vez es más recurrente porque también se ha convertido en un vehículo para construir patrimonio o para poder ahorrar, asimismo en el caso de los millennials tienen mayor conciencia de construcción de patrimonio, sobretodo ahora que ya no se tiene el esquema de pensionarse a través del IMSS o ISSSTE y por ello cada quien debe crear su bolsa para el retiro.

PROTEGEN JÓVENES METAS A LARGO PLAZO
Esto dijo genera que cada vez más los jóvenes están buscando más estos instrumentos para hacer la construcción y consolidación de sus metas en el largo plazo, asimismo añadió que los millennials son el mercado con mayor expansión y potencial.

“Es una oportunidad muy grande que tenemos en el mercado no solo las aseguradoras, sino cualquier institución financiera apostarle a este mercado, empezar a crear y desarrollar soluciones que atiendan más las necesidades de este mercado que son sin duda muy diferentes a las del mercado tradicional de las ciudades más avanzadas”, dijo.

Agregó que los millennials buscan una mayor experiencia digital en el tratamiento de los productos, además de que estos últimos sean más sencillos de contratar, pero a la vez que estén más personalizados; lo que lleva a adaptarse en la oferta de valor a estos mercados para que tengan la opción adecuada para tomar las mejores decisiones con base en su futuro.

GASTOS MEDICOS MAYORES
En el caso del Seguro de Gastos Médicos Mayores dijo es un instrumento financiero de protección patrimonial, blinda la salud del asegurado ante un evento catastrófico de gasto médico mayor por una enfermedad o accidente.