Senado de la República | Foto: Especial
En el Senado de la República los legisladores de oposición presentan contrapropuesta de Acuerdo Nacional para superar la crisis económica y de salud, por coronavirus

Las bancadas de oposición en el Senado presentaron en bloque una propuesta de Acuerdo Nacional para Superar la Crisis Económica y de Salud, en la que afirman que esta crisis provocada por la pandemia de COVID-19, solo se puede remontar con la participación del gobierno, sector privado y social sin prejuicios, ocurrencias o arrebatos.

En un comunicado conjunto dado a conocer por las bancadas del PRI, PAN y PRD, la oposición sostuvo que “estamos ante una situación extraordinaria, la crisis que vivimos nos demanda enfrentar la emergencia sin prejuicios, ocurrencias o arrebatos, privilegiando altura de miras, acciones concretas y unidad nacional”.

En entrevista, el coordinador perredista Miguel Ángel Mancera dijo que se conversó el contenido de este acuerdo con Movimiento Ciudadano y hay coincidencia con el desplegado que presentó ese partido el sábado, el cual se discutirá mañana que sesione la Junta de Coordinación Política.

La oposición aseveró que “tenemos que enfocarnos en medidas muy puntuales” y propuso un decálogo para enfrentar las prioridades en este momento de los tres órdenes de gobierno, del sector privado y del sector social.

Las medidas, dijo, deben garantizar la salud de las familias mexicanas, mantener el empleo y defender el ingreso de los hogares.

Miguel Ángel Mancera, Senador del PRD | Foto: Especial

En materia económica, el bloque opositor demandó defender y mantener el empleo existente a través del apoyo a Pymes; apoyo directo a las empresas con exenciones y estímulos fiscales; preparar un plan nacional de reactivación económica de la mano con los sectores social y privado; así como respaldar la economía familiar mediante apoyos para cubrir gastos de luz, agua y gas.

Añadió que es necesario garantizar que los enfermos y quienes pierdan su sustento tengan un ingreso digno; reconvertir hospitales y espacios para atender a los enfermos, incluyendo la protección a trabajadores del sector salud; garantizar la aplicación masiva de pruebas, a fin de obtener un mejor diagnóstico de la situación.

Asegurar que los centros de salud y su personal cuenten con todo el equipo necesario para cumplir sus funciones; facilitar una coordinación efectiva con las entidades federativas y asegurar que sus sistemas de salud cuenten con recursos suficientes; garantizar el cuidado de los hijos de los trabajadores de la salud.