Archivo
Todo comenzó cuando un internauta le preguntó a la escritora por qué pensaba que los nacionalistas escoceses eran xenófobos, racistas y anti ingleses.

La escritora J.K. Rowling, autora de Harry Potter, suele recibir aplausos en Twitter por sus comentarios contra Donald Trump, revelaciones sobre su saga y su solidaridad con causas benéficas. Sin embargo, un comentario sobre el nacionalismo en Escocia le hizo merecedora de críticas.

Todo comenzó cuando un internauta le preguntó a la escritora por qué pensaba que los nacionalistas escoceses eran xenófobos, racistas y anti ingleses.
Rowling contestó con unas imágenes y dando su opinión al respecto.

"Cuando la sangre y tierra etno-nacionalista marchan con sus supuestas marchas 'cívicas', su nacionalismo no se ve diferente a los de cualquier otro país", escribió la autora.

La escritora manifestó estar cansada de la insistencia del nacionalismo escocés en que no se parecen en nada a los tipos desagradables, a pesar de la considerable evidencia de lo contrario.

"Todo el mundo es una especie de nacionalista", sostuvo en otro tuit.

The Guardian recordó que J.K. Rowling participó en una campaña para que Escocia siguiera siendo del Reino Unido y donó 1 millón de libras a la campaña Better Together.