La modelo y novia del cantante Luis Miguel habla de cómo ella lo ayudó a que levantara su carrera, su vida personal y además dejara de esconderse

Todo mundo sabe que en la carrera de Luis Miguel hubo un grupo de empresarios que los sacaron del atolladero, entre ellos Miguel Alemán y el regiomontano Carlos Bremer. No solo le ofrecieron su amistad, sino también y lo más importante, sus millones de dólares para lanzarlo de nuevo al estrellato a través de un disco y también de la serie que fue uno de los más grandes éxitos de Netflix.  

Sin embargo hay una tercera en en discordia y aunque no se le había dado el crédito suficiente, ella misma, la modelo venezolana Desiree Ortiz, levantó la mano para hablar en lo mucho que contribuyó en que Luis Miguel recuperara la confianza, el amor, las finanzas y el auge de super estrella que al parecer se estaba apagando. 

“Definitivamente aparecí en su vida en un momento delicado, difícil. Estaba en una encrucijada en muchas cosas, emocionalmente, profesionalmente, pero yo siempre recuerdo ese momento con muchísimo positivismo porque justamente cuando yo llego a su vida como que toma las riendas nuevamente de todo y sale adelante, logra de alguna manera solucionar todas sus cuestiones, todos sus rollos momentáneos legales, las cosas que sabemos que sucedieron”, aseguró Desiré al programa Ventaneando.

 

 

La modelo aclaró que fue gracias a ella que el cantante se relajó, se tomó la vida más a la ligera y hasta dejó verse más en público, porque era muy amante de no dejarse ver nunca y meterle más misterio a la vida: “Estoy muy agradecida con la vida porque sí siento que estuve en un momento muy importante y que de verdad le generé muchísima risa y muchísimo positivismo en un momento en el que él lo necesitaba”.

Y hasta consejos le dio al cantante que tiene toda una vida de carrera y todas las tablas del mundo para el mundo del espectáculo, donde él se desenvuelve: “Hubo un momento en que lo senté y le dije: “Este misterio y que no se puede hablar de ti y no se puede decir que uno está contigo, lo lamento, no. Llámame millenial, llámame lo que tú quieras, pero ya es hora que la gente conozca al ser humano’. Además venía el tema de su serie: ‘Éste es el momento que la gente se enamore no del artista sino de la persona que hay en ti’”.

 

Desiree Ortiz no tuvo problemas en hablar de qué fue eso que los hizo terminar la relación: “Es un tipo maravilloso en todo sentido, pero sí siento que influyó (la diferencia de edad). Yo de repente sí necesitaba… otra dinámica en mi vida. Él es una persona con muchísimo carácter, yo también, pero tenemos vidas diferentes, estilos de vidas distintos”.

Y de la intimidad con El Sol, la modelo no tuvo queja:  “Era una maravilla en todo, de verdad. No tengo nada malo que decir”.