Expertos calcularon que el nuevo esquema de retenciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) a plataformas digitales como Uber, Cabify, Bolt y Beat daría hasta 2 mil 200 millones de pesos al mes a Hacienda

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) formalizaron un acuerdo con 8 plataformas digitales para que a partir del 1 de junio retengan impuestos a 800 mil conductores y repartidores de alimentos, lo que daría al gobierno una recaudación mínima de 900 millones de pesos y una potencial de 2 mil 200 millones de pesos mensuales.

Las plataformas que se incorporaron al nuevo esquema de retenciones del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y del Impuesto al Valor Agregado (IVA) son, en servicios de transporte urbano, Uber, Cabify, Bolt y Beat, y en entrega de alimentos a domicilio Cornershop, Rappi, Sin Delantal y Uber Eats.

El esquema consiste en que las plataformas retendrán a sus socios una tasa de entre 3 y 9 por ciento de ISR dependiendo de su ingreso mensual y de 8 por ciento de IVA sin importar el nivel de ingresos al mes.

La jefa del SAT, Margarita Ríos-Farjat, indicó que “tenemos identificados a 800 mil contribuyentes que usan estas plataformas (a quienes abarca el acuerdo). Recordemos que este es un esquema de retención para aquellos que prestan el servicio a través de las plataformas”.

Gustavo Leal Cueva, director ejecutivo de la consultora Fiscalia.com, y Juan Manuel Franco, consultor de la firma BDO México, estimaron que Hacienda podría recaudar por lo menos 900 millones de pesos mensuales si se considera solo un universo de 300 mil conductores que ganen hasta 25 mil pesos al mes, monto al que le corresponden una tasa de 3 por ciento de ISR y de 8 por ciento de IVA.

En cambio, al considerar al total de 800 mil conductores y repartidores de alimentos, el potencial recaudatorio sería de 2 mil 200 millones de pesos al mes, considerando los mismos supuestos de ingresos y tasas, calcularon los contadores consultados por El Financiero.

Descartan afectación a pasajeros

Uber, Cabify y Beat descartaron un alza en las tarifas de sus servicios para los usuarios en México con el nuevo programa voluntario de retención de impuestos.

“Esto no es un nuevo impuesto, es algo que ya se hacía (pagar ISR e IVA), por eso no habrá ninguna afectación en la tarifas de ningún tipo para los usuarios”, dijo en entrevista Víctor Díaz, director fiscal de Uber México.

Ramón Escobar, gerente general para Cabify México, consideró que “no creemos que tenga una repercusión, esto no es que no lo hayan pagado antes o que no existiera antes, es un IVA que todos los viajes ya lo tenían y es un ISR que todos deberíamos contribuir, no vemos un impacto en el precio por ahora”.

Beat descartó que los ingresos de los conductores y el bolsillo de los pasajeros se vean afectados con el acuerdo de retención de impuestos a los choferes entre las apps y Hacienda. “Los cambios a la regulación no tendrán un impacto financiero en los pasajeros”, dijo Beat.

En tanto, la plataforma de movilidad DiDi reveló que por el momento no se unirá al programa de retención de impuestos.