La Policía Ambiental reportó que se duplicaron los reportes de ruido en la noche y madrugada | Foto: Vanguardia
Reporta Policía Ambiental que se duplican quejas por ruido en las noches, a causa de reuniones

Numerosos saltillenses no han respetado las medidas sanitarias para evitar la transmisión y contagio de coronavirus y, por el contrario, realizan más fiestas y reuniones de amigos y familiares en casas, por lo que la Policía Ambiental reportó que se duplicaron los reportes de ruido en la noche y madrugada.

“Usualmente entre semana recibíamos entre 40 y 50 llamadas de reportes, de los cuales la mitad eran por ruido y la otra mitad de agresiones diversas al medio ambiente. En los últimos días se ha incrementado al doble los llamados, a casi 80, 100 llamadas diarias que corresponden a ruido”, informó Emmanuel Olache, coordinador general de la Policía Ambiental y subdirector de Gestión Ambiental de la Dirección de Medio Ambiente.

El aumento en las quejas por ruido y música a un volumen muy alto durante la noche ha sido tan significativo que la línea de la Policía Ambiental, el teléfono 241 10-00, se ha visto saturado y los elementos no se dan abasto para responder a todas las atenciones.

Aunque la principal queja ciudadana en estos dos años que tiene la corporación ha sido el ruido por fiestas en domicilios, sobre todo los fines de semana por la noche, el problema incrementó incluso entre semana.

“Desgraciadamente hemos visto que gran parte de la ciudadanía no ha dado la importancia debida a las recomendaciones de mantenerse en casa durante la contingencia sanitaria, que nos han hecho nuestras autoridades desde tiempo atrás”, comentó el coordinador de la Policía Ambiental.

Cuando los policías llegan al domicilio donde se celebra una reunión con música por arriba de la norma, que marca 55 decibeles como máximo permitido en la noche, levantan un acta correspondiente que turnan al juez municipal, quien finalmente dicta las sanciones respecto a la violación al Reglamento de Protección al Ambiente de Saltillo.

Sin embargo, “como Policía Ambiental no podemos actuar sobre las reuniones como tal”, agregó Emmanuel Olache, y aclaró que los oficiales realizan una labor de “persuasión para que vayan a casa, hacemos la recomendación de respetar las medidas sanitarias”, dice.

En muchos casos, las personas reunidas se encuentran bajo el influjo del alcohol y no atienden las recomendaciones, pero en otros responden de manera positiva y terminan el festejo y se van a sus casas.

En estas fiestas en casa participa gente de todas las edades, menores, jóvenes, adultos, familiares y conocidos, por lo que resulta un problema generalizado en la sociedad.

De acuerdo con las medidas sanitarias ordenadas por los tres niveles de Gobierno, además de lavarnos las manos y evitar salir a la calle, otra recomendación importante es no hacer ni recibir visitas, solo en casos esenciales.

Entérese

50 quejas recibe normalmente la Policía Ambiental por semana.

100 llamadas recibe actualmente la Policía Ambiental, por ruido.

Si desea poner alguna queja, llame al teléfono 241 10.00.

55 decibeles es el nivel máximo de volumen permitido.