1.5% ES EL RIESGO de contagio si todos utilizan el cubrebocas. ESPECIAL
Roberto Bernal Gómez, titular de Salud en la entidad, aseguró que con el uso de este sencillo instrumento se puede prevenir en un alto porcentaje la transmisión del virus

Para reducir los contagios de coronavirus entre la población, la Secretaría de Salud de Coahuila hace un atento llamado a los coahuilenses a extremar las medidas de prevención y, sobre todo, a mantener el uso del cubrebocas en toda ocasión.

La Secretaría de Salud trabaja en la prevención y control de la enfermedad COVID-19 que ha afectado severamente al País, así como en la entidad, por lo que se mantiene y refuerza la campaña del uso obligatorio de cubrebocas en todo momento en el estado.

Roberto Bernal Gómez, titular de Salud en la entidad, aseguró que con el uso de este sencillo instrumento se puede prevenir en un alto porcentaje la transmisión del virus SARS-CoV-2 entre la población y, sobre todo, para salvaguardar la vida de aquellas personas que se encuentran dentro del llamado “grupo de riesgo”.

“El Sector Salud refuerza su campaña del uso obligatorio del cubrebocas, con la intención firme de cortar la cadena de contagio existente entre la población, al tener contacto directo durante esta Fase 3 de la pandemia”, expresó Bernal Gómez.

ELIMINAR EL RIESGO

Bernal Gómez ahondó en la importancia de mantener el uso de cubrebocas en toda ocasión, ya que si algún portador asintomático de COVID-19 no utiliza el cubrebocas, existe un alto riesgo de contagio, con un 70 por ciento de probabilidades de contraer el virus, es decir, 70 personas de 100 serán infectadas.

Mientras que, si el portador del virus utiliza cubrebocas, el riesgo de contagio a la población se reduce a tan sólo 5 por ciento, o sea, 5 personas de 100 podrían infectarse.

Pero si todos utilizaran el cubrebocas en toda ocasión y de manera correcta, el porcentaje de contagió caería al mínimo, con un 1.5 por ciento de riesgo.

José Reyes


José Reyes Quintero. Orgullosamente periodista de VANGUARDIA desde noviembre de 1999, aunque mi incursión en el periodismo se remonta al año de 1988, cuando inicié mi carrera en Monterrey, mi ciudad natal, donde estudié la carrera de Ciencias de la Comunicación en la UANL. He cubierto desde actividades policiacas hasta deportivas, incluso sociales, siempre en el periodismo escrito.  Actualmente me especializo en temas electorales, políticos, de seguridad y legislativos. Vivo de la palabra y como tal, me esfuerzo al máximo por respetar nuestro idioma.