Foto: Vanguardia/Jetza Múzquiz
Fue cerca de las 11:40 de la mañana que ocurrieron los hechos: Hilaria caminaba rumbo a la tienda y Roberto, conductor de la unidad Zaragoza con número 354, no la vio

Al borde de la muerte terminó una mujer de la tercera edad, la cual fue atropellada por una ruta Zaragoza que se dio a la fuga, dejando a la lesionada a su suerte a las 11:40 de la mañana. Dos horas después se confirmó su muerte en la clínica del seguro dos. 

Hilaria Acosta Valerio, de 80 años, quedó tendida en los cruces de las calles Pedro Ferriz de Con y Mauricio González de la Garza, de la colonia Zaragoza IV Sector, con ambas piernas destrozadas.

Fue cerca de las 11:40 de la mañana que ocurrieron los hechos: Hilaria caminaba rumbo a la tienda y Roberto, conductor de la unidad Zaragoza con número 354, no la vio, pasándole el camión por encima del cuerpo, lo que le provocó las fracturas.

El chófer se desentendió de lo ocurrido, continuó su camino hasta que llegó - dos cuadras más adelante - a la caseta de registro donde abandonó la combi y luego se fue corriendo, sin siquiera dar aviso a sus superiores de lo ocurrido.

Carlos, hijo de Hilaria, pronto fue avisado por los vecinos de lo que había pasado, corriendo pars estar al lado de su madre en todo momento mientras era atendida por paramédicos de la Cruz Roja que llegaron velozmente a atender la emergencia.

Foto: Vanguardia/Jetza Múzquiz

Los familiares y los conocidos de Hilaria mencionaron que ella normalmente caminaba por la calle, no por la banqueta, porque le tenía miedo a los perros que constantemente andan sueltos por el sector y que en varias ocasiones han llegado a atacar a los transeúntes.

Por su parte, los molestos colonos fueron hasta la caseta para exigir al concesionario que hiciera entrega del conductor, pero al escuchar que había huido sintieron que lo querían proteger, por lo que bloquearon el acceso para impedir la entrada y salida de las rutas.

La Policía Municipal tuvo que intervenir para mediar entre los vecinos y los encargados, siendo María del Bosque, delegada de la ruta, quien brindó a los oficiales los datos para identificar y rastrear al responsable.

Además, María aseguró que las unidades cuentan con seguro y que serían estos quienes se encargarían de los trámites correspondientes para hacerse cargo de los gastos médicos de la víctima, que fue llevada a la Clínica Dos del Seguro Social.

Horas después de lo ocurrido, se informó que Roberto se entregó de manera voluntaria a las autoridades para así responder por lo ocurrido, quedando a disposición del Ministerio Público hasta que se resuelva su situación legal.