Autoridad. Luego de la llamada de auxilio, personal de la Unidad Familiar y de la Policía Municipal tomó cartas en el asunto. / Jetza Múzquiz
Aldo empezó a poner la casa de cabeza, buscando en cada rincón un billete de 500 pesos

Aldo salió de su casa enojado porque no había encontrado un dinero; horas más tarde regresó ebrio y arremetió contra su esposa, a la cual acusó sin pruebas de haber escondido el efectivo para gastarlo después.

No pasó mucho tiempo para que el hombre de 35 años recibiera su castigo: fue denunciado a los números de emergencia 911 y las autoridades municipales acudieron hasta su domicilio, en la colonia Bonanza, para llevarlo detenido.

Por su parte, su esposa fue llevada a recibir atención psicológica, terapias de contención emocional y asistencia legal, para interponer la denuncia correspondiente y que el hecho no quede impune.

Te puede interesar

EL INICIO DEL PLEITO

Alrededor de las 17:00 horas, una hora después de haber regresado del trabajo, Aldo empezó a poner la casa de cabeza, buscando en cada rincón un billete de 500 pesos que pensaba gastar en su vicio.

Luego de no hallarlo, salió de todos modos, regresando a las 22:00 horas, ya con unas copas de más, y levantando el puño inquisidor en contra de Ángela, su mujer, a la que golpeó en varias ocasiones.

La víctima pudo ponerse a salvo saliendo del domicilio y refugiándose con unos vecinos, desde donde pidió la asistencia de las autoridades que no tardaron en aparecer para trasladar a Aldo ante el Ministerio Público

La mujer afectada recibirá apoyo legal, para ver si se decide a entablar una denuncia formal contra su agresor, quien pasará preso las próximas horas.