Foto: Especial
Los agentes de la la CIA se dirigían con personal de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), a participar en un curso de capacitación para integrantes de las fuerzas armadas mexicanas

Ciudad de México. El juzgado cuarto de distrito en materia penal, con sede en el estado de Morelos, sentenció a 34 años de prisión a 12 elementos de la Policía Federal al haberlos encontrado penalmente responsables del delito de homicidio en grado de tentativa, por haber atacado a personal de la Agencia Central de Inteligencia (CIA, por sus siglas en inglés) en agosto de 2012.

Los agentes de la la CIA se dirigían con personal de la Secretaría de Marina Armada de México (Semar), a participar en un curso de capacitación para integrantes de las fuerzas armadas mexicanas, en un campo de entrenamiento que se localiza en el municipio de Xalatlaco, Estado  de México

Foto: Especial

En total fueron procesados 14 de los  20 agentes federales que vestidos de civil dispararon contra la camioneta blindada marca Toyota, con las placas diplomáticas BCM-242, en la cual  viajaban los agentes de la CIA Jess Hood Garner y Stan Dove.

Los hechos ocurrieron el 24 de agosto de 2012 en la carretera México-Cuervanaca, a la altura del poblado de Tres Marías, y los dos agentes estadunidenses resultaron con heridas que no pusieron en peligro su vida.

Luego de casi siete años de litigio 12 agentes fueron encontrados culpables.

Sin embargo, los abogados de los policías mexicanos  confiaban en que sus clientes serían dejados en libertad ya que acusaron diversas violaciones a los procedimientos penales. El litigante Marco Aurelio González señaló en diversas ocasiones que el vehículo en que viajaban los agentes de la CIA no fue inspeccionado ni los estadounidenses rindieron su testimonio.

Los elementos de la Policía Federal aseguraron tras lo ocurrido que estaban investigando un caso de secuestro en esa zona, y que la agresión contra el vehículo con placas diplomáticas se trató de una confusión.