FOTO: Internet
El encuentro en el Museo de la Ciudad de México terminó mal con la agresión a la crítica de arte.

Este sábado se celebró en la CDMX el esperado encuentro entre Avelina Lésper y la comunidad grafitera, quienes habían tenido sus roces en el pasado con la famosa frase: "Avelina Lésper me la pelas". Se trata de un grafiti que la escritora, historiadora, columnista y crítica de arte mexicana encontró en la la Calle 4 Poniente esquina con Periférico Sur de la CDMX. Así surgió la idea de hacer un debate, que se suponía sería amigable. 

Medios de comunicación dieron a conocer que Lésper fue agredida durante el evento que se llevó a cabo en el Museo de la Ciduad de México, a pesar de que se contó con medidas de seguridad. No solo hubo empujones y gritos, sino que Lésper recibió un pastelazo por lo que tuvo que correr hacia su automóvil. 

La historiadora les dio un mensaje contundente a los grafiteros: "Si quieren el respaldo de la sociedad, demuestren su talento y gánense los muros". 

Según el medio El Imparcial, Lésper  señaló que en la actualidad "la rebeldía necesaria en el arte para criticar el status quo no es perseguida ya que vivimos en la época de la asimilación inmediata en que incluso los insultos en redes sociales son permitidos bajo la libertad de expresión".

Por lo que esta "rebeldía asimilada" se encuentra en el grafiti. También participaron los grafiteros Guillermo Heredia y Eblem Santana.

Luego de la agresión el Museo de la Ciudad de México emitió un comunicado y Avelina Lésper se convirtió en tendencia en Twitter.

“Una vez afuera, una persona no identificada agredió a Lésper arrojándole un pastel a la cara; en ese momento ella corrió y atravesó la calle Pino Suárez junto con una persona que la acompañaba desde su arribo al recinto, y Roberto Solís, encargado de eventos en el MCM, hasta llegar al estacionamiento ubicado en la plaza Primo Verdad, donde el público continuaba tomándole fotos, y finalmente logró abordar su vehículo para retirarse.

El Museo de la Ciudad de México es y seguirá siendo un espacio abierto a los encuentros, punto en el que se cruzan y entretejen las miradas más disímiles y en ese contexto se desarrolló la conversación referida. Todos sus visitantes tienen derecho a expresarse libremente, en el marco de las normas de convivencia que deben unirnos como sociedad para apreciar las distintas manifestaciones del arte público contemporáneo.

En ese sentido, la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México rechaza categóricamente el uso de la violencia para dirimir controversias, o para manifestar diferendos entre ciudadanos, y condenamos cualquier tipo de intimidación (física o simbólica) que pueda recibir Avelina Lésper, como resultado del ejercicio de su profesión como crítica de arte, ni ninguno de los otros participantes de la mesa de conversación. La palabra es el único modo que admitimos para la diferencia de opinión.”

Los memes y las reacciones en redes sociales no se hicieron esperar: 

Ricardo Cucamonga también se pronunció al respecto. 

La famosa foto que desató el 'diálogo' de esta mañana. FOTO: Internet