La polémica en torno al Acuífero Saltillo Sur continúa. El fin de semana durante la vendimia de Casa Madero, Daniel Milmo aseguró que defenderán a capa y espada el agua de Parras, ya que proyectos como Ciudad Derramadero no solo podrían amenazar la industria, sino que acabarían con el Pueblo Mágico

El co-director de Casa Madero, Daniel Milmo, aseguró que defenderán el agua de Parras y que ya buscan financiar un nuevo estudio para demostrar la falsedad de los datos presentados por el Ayuntamiento de Saltillo; exige que se reactive la veda y no se permitan más perforaciones.

La polémica en torno al Acuífero Saltillo Sur continúa. El fin de semana durante la vendimia de Casa Madero, Daniel Milmo aseguró que defenderán a capa y espada el agua de Parras, ya que proyectos como Ciudad Derramadero no solo podrían amenazar la industria, sino que acabarían con el Pueblo Mágico.

“Vamos a defender el agua de Parras. Están en un error tratando de asignar litros que no existen de cuencas que ya están en decremento e insuficiencia de disponibilidad. Están haciendo cosas chuecas y raras en las leyes, en el Diario Oficial, asignando litros que no existen con estudios que no son correctos”, aseguró el co-director de la vinícola.

Milmo adelantó que buscan fondear un nuevo estudio independiente para conocer la situación real del acuífero.

“Tenemos estadísticas sobre la disponibilidad de agua en los tajos y la verdad es que el tajo en los últimos 60 años podemos ver que se ha reducido entre el 30 y 60 por ciento la disponibilidad de agua y eso es debido a las perforaciones sin medida, sin permisos, hacen pozos donde les da la gana y eso afecta”, declaró el empresario.

Comentó que también las autoridades municipales deberán promover cambios que además de garantizar el abasto del líquido vital, ayuden a extender la vida útil de los tajos.

“La necesidad de agua para una hectárea de nogal es tres veces más que para una de viñedo, tal vez hay que cambiar de cultivos… Que haya veda como ya estaba, que se controle y que no haya un pozo más, que exista un control real”, comentó Milmo indicando que en su empresa ya realizan acciones para preservar el agua.

 

MERCADO DIFÍCIL Y POCO APOYO

Daniel Milmo aceptó que los números de Casa Madero no llevan el ritmo de crecimiento que esperaban, aunque han continuado subiendo y hasta el momento ya superaron el 10 por ciento.

“Quisiéramos que (el crecimiento) estuviera en línea con lo que llevamos hasta ahorita, quizá si esté un poco por debajo. El crecimiento no va a ser tan rápido o acelerado como nosotros quisiéramos, pero con que haya crecimiento ya nos favorece. Sí está difícil la situación en el mercado”, lamentó.

“Seguimos con nuestros planes de continuar creciendo, no hemos cambiado nada, pero no es una situación fácil y si nos preocupa como se desarrollen las políticas públicas”, declaró.