Afectaciones. Fitch prevé que México pueda caer 6.6 por ciento durante este 2020 y tenga una débil recuperación de 2.15 en 2021. ARCHIVO
Calificadora advierte que México solo destina 0.7% del PIB como plan contingente

CDMX.- La calificadora Fitch Ratings dijo que la modesta respuesta fiscal de México ante los efectos económicos de la pandemia de COVID-19 podría llevar al país a tener una fuerte caída en la actividad respecto de otros países de América Latina.

“Los modestos esfuerzos fiscales contracíclicos de México, con un valor de alrededor del 0.7% del PIB, podrían contribuir a una recesión especialmente profunda y empeorar las perspectivas económicas ya débiles”, dijo la agencia.

Según Fitch Ratings, México se destaca como el país más reacio de la región a utilizar medidas fiscales para enfrentar la crisis, a pesar de la capacidad de hacerlo dado su mejor punto de partida fiscal y opciones de financiamiento.

“El shock económico y del precio del petróleo aumentará el déficit en 2020 y el gobierno apunta a utilizar los fondos fiduciarios existentes para evitar un mayor endeudamiento.

“Sin embargo, el paquete fiscal que ha anunciado hasta ahora es uno de los más pequeños de la región (0.7% del PIB)”, explicó Fitch.

En ese sentido, la agencia dijo que esta respuesta tibia refleja un sesgo conservador de política fiscal y la preocupación por poder brindar alivio fiscal de manera efectiva y equitativa, especialmente dada la alta informalidad.

“Esto podría contribuir a una perspectiva económica particularmente adversa. Fitch proyecta que el PIB real se contraerá un 6.6% en 2020 y se recuperará modestamente un 2.1% en 2021”, dijo la agencia.

Fitch añadió que las débiles finanzas públicas de los países de América Latina los hacen particularmente vulnerables a la crisis del COVID-19, dice, al limitar tanto su flexibilidad política anticíclica como su capacidad para respaldar las recuperaciones económicas.