"Esperamos que los gobiernos continúen brindando un alto grado de apoyo a los bancos en momentos de estrés", aseguró la agencia. ARCHIVO
Las amplias acciones de políticas complementarias de las autoridades brindarán apoyo a la liquidez de los bancos y su capitalización adecuada ayudará a amortiguar las pérdidas por estrés

CIUDAD DE MÉXICO.- El fuerte impacto económico que se prevé en América Latina ante el crisis del coronavirus aumentará la morosidad de empresas y familias, lo cual presionará a los bancos, dijo la agencia Moody's.

"El debilitamiento del crecimiento económico, las restricciones en la vida cotidiana y un mayor desempleo presionarán significativamente la capacidad de pago de los deudores, especialmente para las pequeñas empresas y los hogares. Los bancos tratarán de responder a un posible aumento en los préstamos morosos mediante la reestructuración y la negociación de los préstamos vencidos, ayudado por el alivio regulatorio para las disposiciones para limitar la consecuencia económica del brote", dijo la agencia.

En el texto, "El coronavirus debilita los entornos operativos y el riesgo de activos, aumentan las presiones de rentabilidad", Moody's informó que ante el entorno actual cambió de estable a negativa su perspectiva para los sistemas bancarios en América Latina, ya que la interrupción relacionada con el brote de coronavirus exacerbará una desaceleración existente en el crecimiento económico de la región.

"Esto aumentará la tensión en el entorno operativo de los bancos latinoamericanos y erosionará la calidad de los activos de los bancos. Los recortes de las tasas de interés de emergencia a mínimos históricos aumentarán la presión sobre la rentabilidad de los bancos", explicó.

Para la firma, las amplias acciones de políticas complementarias de las autoridades brindarán apoyo a la liquidez de los bancos y su capitalización adecuada ayudará a amortiguar las pérdidas por estrés.

"Sin embargo, es probable que la recuperación sea relativamente más moderada en la región que en las economías avanzadas, en cuyo caso las implicaciones negativas crediticias para los bancos se intensificarán", explicó.

Según Moody's, el aumento de los costos crediticios y las pérdidas de préstamos potencialmente altas, junto con un crecimiento mediocre o incluso de contracción del préstamo, combinado con tasas de interés más bajas reducirán la rentabilidad en 2020 de los bancos en la región.

"Esperamos que los gobiernos continúen brindando un alto grado de apoyo a los bancos en momentos de estrés. Sin embargo, el apoyo continuo dependerá de la situación fiscal de cada país a medida que continúe la interrupción del coronavirus", dijo.