Foto: Especial
Las redes sociales han estallado luego que la periodista Carmen Aristegui diera a conocer elementos que aparentemente prueban la participación del historiador en la elaboración de materiales que buscaban desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador para que no ganara las elecciones presidenciales

En días anteriores se dio a conocer la participación del historiador Enrique Krauze en la campaña negra que buscó desprestigiar a Andrés Manuel López Obrador, entonces candidato a la presidencia de la República.

Y a penas este domingo por la noche, la periodista Carmen Aristegui, a través de su portal de noticias, dio a conocer elementos que prueban la participación de Krauze en la elaboración de materiales que buscaban desprestigiar al político tabasqueño buscando que no ganara las elecciones presidenciales, tal como lo había publicado la investigación realizada por Eje Central, "Operación Berlín".

Aristegui expone el testimonio del editor, Ricardo Sevilla quien fue parte del grupo que realizaba materiales con el fin de denostar a AMLO: “para atacar la imagen del político tabasqueño. El rigor era mínimo. Se trataba, en el peor de los casos, de hacerlo parecer zafio, intolerante y, sobre todo, como un dictador”.

En esta campaña estarían involucrados Enrique Krauze, empresarios como Alejandro Ramírez de Cinépolis y el grupo Coppel, según reveló la investigación titulada “Operación Berlín”, publicada por Eje Central. 

Sevilla señala que Fernando García Ramírez cercano colaborador y amigo del historiador Enrique Krauze, coordinaba las peticiones de información contra López Obrador. Estas reuniones se realizaban en la calle de Berlín, en Coyoacán, o en las oficinas de Letras Libres, publicación dirigida por el historiador.

Luego de que esta información ha salido a la luz, la red social del pajarito azul, tuiter, se ha convertido en un ring de boxeo entre los que apoyan a Krauze y quienes antepoen la participación del historiador en la guerra sucia contra AMLO para atacarlo.

El tag #YoLeCreoAKrauze se volvió tendencia este día, y fue usado por ambos bandos, los pro y los contra.

Los comentarios vertidos oscilan entre quienes confían en el historiador por el "prestigio"  que tiene como "hombre de letras" y quienes exponen que los Krauze han sido una de las voces mejor financiadas desde el poder económico y político.