Las declaraciones de los testigos en el juicio contra ‘El Chapo’ en Nueva York han rebasado la ficción de las películas, series, libros y documentales sobre la vida del exjefe del cartel de Sinaloa.

Las declaraciones de los testigos en el juicio contra ‘El Chapo’ en Nueva York han rebasado la ficción de las películas, series, libros y documentales sobre la vida del exjefe del cartel de Sinaloa.

Algunas de las múltiples historias contadas en el juicio han hecho reír, asombrado o dejado sin aliento al jurado. Aquí te presentamos algunas de ellas:

Muerto por negar un saludo.

Jesús Zambada, hermano del capo Ismael ‘El Mayo’, aseguró que ‘El Chapo’ pidió que asesinaran en 2004 a Rodolfo Carrillo Fuentes, entonces un aliado del cartel, solo porque se negó a darle la mano. “Lo dejó allí de pie con la mano extendida”, contó.

La ejecución se realizó frente a una sala de cine en Culiacán, Sinaloa. La esposa del capo también falleció. Sus dos hijos pequeños sobrevivieron. Los Carrillo Fuentes se vengaron asesinando a un hermano de Guzmán, lo cual desató una sangrienta guerra.

De acuerdo con Cifuentes, ‘El Mayo’ ordenó el asesinato del capo colombiano Humberto Ojeda, apodado ‘Robachivas’, porque no mostró sus respetos tras la muerte por una cirugía plástica de Amado Carrillo Fuentes, alias ‘El Señor de los Cielos’ y líder del cartel de Juárez.

Entonces le importó más la construcción de una lujosa mansión en Culiacán. Cuando le reclamó a Zambada aquel le respondió enfadado: “Si volviera a nacer lo mataría de nuevo”.

Sobornos a ex presidentes de México

Uno de los testimonios más impactantes fue el de Jesús 'Rey' Zambada, el primer testigopresentado por la fiscalía y quien era el jefe de plaza del Cártel de Sinaloa en Ciudad de México.

Como parte de su estrategia, la defensa de Guzmán Loera acusó a los ex presidente de México Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto de haber recibido sobornos del capo, lo cual fue negado por los dos.

Zambada dio más nombres y describió cómo el capo usaba el aeropuerto internacional de Ciudad de México para transportar su mercancía y cómo policías de distintas corporaciones ayudaban a descargar los aviones.

También mencionó el nombre de Genaro García Luna, secretario de Seguridad en la administración de Calderón Hinojosa, al que acusó de recibir sobornos de 'El Chapo' que iban de los USD 6 a 8 millones.

 

Regateo con las FARC

En la audiencia del 15 de diciembre la Fiscalía mostró una grabación en la que Guzmán Loera negocia con un representante de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) el precio de un cargamento de cocaína.

El representante guerrillero fue identificado como "Diego" a quién el capo le dice "oiga, me dice mi sobrino… que usted tiene seis. Que si se le pagan dos y medio usted pone esos seis allá, en Guaya", refiriéndose a los intermediarios y a la droga.

Y cuando discuten el precio de la cocaína y el trasporte, inmediatamente "El Chapo" le dice: "¿A cuánto me la vas a dejar?", pero al no conseguir una rebaja, puso como condición que primero fuera su gente a comprobar la calidad de la mercancía.

El audio de la llamada con el capo

Además, un testimonio que era esperado fue el de los gemelos Flores, quienes fueron la pieza clave en el crecimiento del negocio del cártel en Estados Unidos.

En la primera parte del juicio sólo declaró Pedro quien narró ante el jurado cómo él y su hermano negociaron con el gobierno de Estados Unidos su entrega y también cómo grabaron las llamadas con Guzmán Loera a través de un rudimentario equipo que habían comprado en una tienda de artículos electrónicos.

Una de las llamadas grabadas por los gemelos estaba relacionada con un cargamento de cocaína que llegaría a Chicago. Los audios exhibieron cómo Guzmán Loera había accedido a hacer una rebaja.

También, según el relato de Martínez Martínez, a su expatrón le iba tan bien distribuyendo cocaína que tenía casa “en cada playa”, al menos cuatro jets en los que transportaba millones de dólares, un yate llamado 'El Chapito' y hasta un zoológico en un rancho de Guadalajara donde tenía “leones, tigres, panteras, venados” y para recorrerlo usaban “un trencito”.