ESPECIAL
A través de un comunicado, los inconformes se quejaron de las condiciones de inseguridad que privan en las carreteras y el peligro de muerte

Monterrey, Nuevo León.-Integrantes de la Alianza Mexicana de Organización de Transportistas (AMOTEC) realizó una caravana en la que participaron tráileres y autobuses de pasajeros para exigir condiciones de mayor seguridad en las carreteras.

Los inconformes se reunieron a las 8:00 horas en la carretera a Laredo, a la altura de delegación de la Fiscalía General de la República, para comenzar su protesta que se replicó en otros estados del país.

A través de un comunicado, los inconformes se quejaron de las condiciones de inseguridad que privan en las carreteras y el peligro de muerte al que están expuestos los trabajadores del volante.

Exigimos más seguridad en las carreteras. No más robos de carga. No más operadores asesinados por la delincuencia”, exigieron.

En la movilización participaron unos 100 vehículos de choferes que también denunciaron los abusos que sufren por parte de elementos de la Guardia Nacional, Policía estatal y tránsitos municipales.

“Que se respete el libre tránsito no podemos pagar “permisos” por fines recaudatorios para entrar a las ciudades a entregar las mercancías y abastecer la canasta básica”, señalaron.

También pidieron el retiro de los camiones doblemente articulados porque son inseguros y causan muertes y daños en accidentes carreteros.

Los inconformes rodaron unos 30 kilómetros y a lo largo de su recorrido accionaron el claxon para llamar la atención de los automovilistas y la ciudadanía.

Los choferes de los vehículos pesados comentaron que desde el 2019 han pedido más seguridad en las carreteras del país pero las autoridades no los han escuchado.

Señalaron que cada día se promedian un total de 38 robos y asaltos por lo que su situación es muy grave.

Los operadores recordaron que aún en la pandemia ellos han estado en la primera línea de batalla para que todo lo que se produce y consume llegue a su destino.