Concuerdan. Los alcaldes, del Partido Demócrata y Republicano, formularon su petición para apoyar a todos los “dreamers” que podrían perder su residencia. / EFE
Un grupo de 176 ediles pidieron al Congreso la aprobación urgente de una ley para otorgar la residencia y abrir un camino a la ciudadanía a los ‘dreamers’

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo este martes que no es fácil buscar ayuda en los congresistas demócratas para aprobar leyes de inmigración porque “los demócratas no quieren fronteras seguras”.

Trump escribió un tuit ayer por la mañana afirmando que a los demócratas “no les importa la seguridad de Estados Unidos”.

El mandatario publicó el mensaje dos días después de enviar a los líderes del Congreso una lista de deseos con propuestas legislativas en materia de inmigración, que incluía la petición de que el Congreso acuerde una serie de mejoras de seguridad fronteriza y haga cambios significativos en el programa de permisos de residencia permanente para inmigrantes, conocidos como “green card”.

Trump dijo el domingo que tiene que haber mejoras en seguridad, y el muro de frontera que exige, antes de que él firme una ley que restaure el programa que protege de la deportación a jóvenes inmigrantes que llegaron a Estados Unidos de forma ilegal cuando eran niños.

El presidente también sugirió que Estados Unidos cambiara sus leyes fiscales para castigar a organizaciones como la NFL si sus miembros “faltan al respeto” al himno nacional o la bandera del país.

LOS ‘DREAMERS’
La hija del presidente de Estados Unidos, Ivanka Trump, consideró que los jóvenes beneficiados con el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés), “necesita una solución a largo plazo en el Congreso”.

Además, calificó estos jóvenes como “personas inocentes”, durante la Cumbre de las mujeres más poderosas que se realizó en Washington, la noche del lunes, de acuerdo con el sitio Político.

Además, un grupo de 176 alcaldes de Estados Unidos pidió ayer al Congreso que apruebe cuanto antes una ley para otorgar la residencia y abrir un camino a la ciudadanía, para los 800 mil jóvenes indocumentados.

Los alcaldes, del Partido Demócrata y Republicano, formularon su petición en una misiva enviada tanto a los miembros de la Cámara de Representantes como a los del Senado.

Los regidores que enviaron la carta pertenecen a la Conferencia de alcaldes de Estados Unidos, una organización no partidista que agrupa a los líderes locales de mil 408 ciudades del país, aquellas con más de 30 mil habitantes.