Foto: Especial
Wilbur Ross aclaró que ya no hay una fecha precisa para concluir la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN)

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, anunció el jueves que su país aplicará a partir del viernes a la media noche, importantes aranceles sobre el acero y el aluminio importados de la Unión Europea, México y Canadá.

Ross anunció que Estados Unidos decidió no prolongar la exención temporal otorgada a la Unión Europea, México y Canadá hasta la medianoche del jueves, por lo que les impondrá aranceles del 25% sobre el acero y del 10% sobre el aluminio.

Wilbur Ross aclaró que ya no hay una fecha precisa para concluir la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), y dijo que la decisión sobre la imposición de los aranceles para México y Canadá fue tomada luego de que las conversaciones en torno al tratado “se extendieran demasiado”.

Esas conversaciones están llevando más tiempo de lo que esperábamos, ya no existe una fecha muy precisa en la que puedan concluirse”, señaló, agregando sin embargo que el gobierno del presidente Donald Trump espera “continuar las negociaciones”.

Posteriormente, aclaró las condiciones de las medidas comerciales a las que estarán sujetos México, Canadá y la Unión Europea:

Hemos decidido no extender la exención para la UE, Canadá y México, por lo que estarán sujetos a los aranceles del 25 % y 10 % en el acero y el aluminio, indicó Wilbur Ross, secretario de Comercio de EU, poco antes de cumplirse el plazo para tomar una decisión al respecto.

El secretario de Comercio estadounidense también dijo que podría haber flexibilidad para cambios en el futuro, puesto que “el presidente Trump tiene la autoridad para hacer lo que desee en materia comercial”.

Esperamos continuar las negociaciones con Canadá y México por un lado y con la Comisión Europea por otro, porque hay otros asuntos que también deben ser resueltos”, afirmó.

En entrevista para medios, el secretario Ross afirmó que se tiene un problema de sobreproducción de acero y de exceso de capacidad productiva a nivel mundial, por lo que esta respuesta está pensada “a nivel global, no solamente para Estados Unidos”

Estas tarifas representan una fracción del 1% sobre el producto, respecto de la cerveza, refrescos y latas de sopa es un valor de un céntimo. Respecto a los autos representa el 1% del valor, una fracción muy pequeña de nuestra economía”.

Posteriormente habló sobre los efectos que podrían tener las represalias que pudieran tomar las naciones afectadas por los nuevos gravámenes:

Aunque la Unión Europea tomara represalias u otras naciones lo hicieran, no afectaría ni al 1% de nuestra economía. Si impusieran aranceles a productos estadounidenses, las ventas de esos productos no se reducirían a cero. Por ejemplo, eso no sucede con el mercado agrícola, que es pujante.”

Ross aclaró los aspectos generales de la estrategia de las acciones tomadas por el gobierno estadounidense, incluyendo la guerra comercial con China:

Estamos hablando de un cambio de objetivos. Respecto de china no hablamos mucho de tarifas o barreras arancelarias, sino de un mecanismo que nos permita proteger la transferencia de tecnología y la propiedad intelectual.”

Ross opinó que estas medidas no van a cambiar los lazos fundamentales que tiene Estados Unidos con otras naciones.

No estamos viendo nada raro, nada extraordinario y creo que todos van a superar lo que está pasando en este momento”, opinó.

Con información de Reuters, EFE y AFP