Especial
En un video que realizó el activista al interior de la estación, denunció que junto con otras dos compañeras habían sido amenazados de muerte por los funcionarios, y advirtió que a las personas que se encuentran dentro, se les tiene viviendo “en condiciones infrahumanas”

Antes de los altercados registrados el pasado jueves al interior de la estación migratoria provisional de Saltillo, el activista cubano de la organización Unión Patriótica de Cuba, David Fernández Cardozo, denunció ante el portal CubaNet que elementos del Instituto Nacional de Migración empleaban tortura y malos tratos contra las personas migrantes detenidas en dicho lugar.

En un video que realizó el activista al interior de la estación, denunció que junto con otras dos compañeras habían sido amenazados de muerte por los funcionarios, y advirtió que a las personas que se encuentran dentro, se les tiene viviendo “en condiciones infrahumanas”.

Dicha versión fue corroborada al portal por la esposa del activista, y por otros residentes cubanos que se encuentran en México, y advirtieron que además de los malos tratos, no han recibido comida.

 

Yadira Betancourt, esposa del activista, detalló al medio cubano, que tanto David como, Goar Cruz y Kelin Aguilera, se encuentran en el territorio mexicano por cuestiones políticas y la persecución en su país.

“Estuvieron detenidos, más de un mes, en Villahermosa, y ahora se encuentran nuevamente en otro Centro de Investigación mexicano con mucho más rigor, donde violan todos sus derechos. Ellos no son emigrantes, son refugiados políticos y tengo temor por lo que pueda ocurrirles. Mi esposo David Fernández tiene una niña pequeña que a diario me pregunta por él y necesito decirle que está bien”, expresó Betancourt.