Foto: Especial
La joven compartió en redes sociales su calvario luego de que dos hombres intentaran subirla a la fuerza a su vehículo en calles de Lomas de Lourdes, otras mujeres detallaron haber pasado por situaciones similares en el Centro Histórico de Saltillo

Por redes sociales, Verónica ER denunció un intento de secuestro el pasado viernes en las afueras de una tienda de conveniencia, al sur de Saltillo, cerca de las 17:30 horas.

La joven detalló el calvario que vivió afuera de un Oxxo ubicado en la colonia Lomas de Lourdes, en donde dos sujetos, fingiendo que la conocían, intentaron subirla a un automóvil para llevársela.

Veronica asegura que al bajarse del transporte de personal, se percató de que dos personas abordo de un carro gris la observaban y que una vez dentro de la tienda uno de los hombres la abordó de manera extraña y la siguió hasta que salió del lugar para intentar secuestrarla.

Captura de pantalla

EL RECUENTO DE UNA PESADILLA

“Entré al Oxxo y me di cuenta que uno de ellos llegó detrás de mí, al llegar a la caja el tipo se me pegó por completo, volteo a verlo y me sonríe como si lo conociera, lo que hice fue alejarme de él y salirme. Ese fue mi error, pues salió detrás de mí y estando afuera me jaló del brazo y me decía: ‘Ya que no compraste nada chifladita, ya vámonos”, apuntó.

Agregó que luego de ello comenzó a gritarle que estaba borracha y que debería subir al carro, al momento el sujeto que estaba en el vehículo se aproximó e intentaron subirla por la fuerza, sin embargo, los perros de un hombre de la tercera edad comenzaron a ladrarles a los agresores..

Captura de pantalla

“Uno de los perros comenzó a ladrarles y a echársele encima, ahí fue cuando el viejito se levantó, aunque el tipo le dijo que yo venía con él y que con él me iría; en eso se acercó el carro con el otro hombre, quien también me gritaba que me subiera”, añadió la joven.

De acuerdo con la versión de la chica, minutos después comenzaron a escucharse las sirenas de las patrullas, lo que le hizo suponer que eso ahuyentó a sus agresores, por lo que cuando los policías llegaron no lograron dar con su paradero.