Foto: Especial
Ayer el grupo parlamentario del PRI en el Congreso local, denunció a través de un punto de acuerdo que el alcalde Jorge Zermeño estaría incurriendo en nepotismo dentro de su administración por la contratación de familiares de funcionarios como la tesorera María Mayela Ramírez Sordo y regidores

El Congreso del Estado pedirá a la Auditoría Superior del Estado y a la Fiscalía Anticorrupción que investigue presuntos actos de nepotismo en el Ayuntamiento de Torreón, donde habrían sido contratados más de 50 familiares de funcionarios, que cuestan al erario 14 millones de pesos anuales.

Ayer el grupo parlamentario del PRI en el Congreso local, denunció a través de un punto de acuerdo que el alcalde Jorge Zermeño estaría incurriendo en nepotismo dentro de su administración por la contratación de familiares de funcionarios como la tesorera María Mayela Ramírez Sordo y regidores.

“Pareciera que la ola de escándalos y actos irregulares en la administración de Zermeño, es interminable. Prácticamente no sale de una cuando ya está saliendo a la luz otro acto presumible de corrupción o en este caso de nepotismo”, dijo la diputada priista, Graciela Fernández.

Aseguran que predominantemente hay cónyuges, hijos, hijas, hijastras, hermanos, primos, cuñadas entre otros familiares que costarían al erario de Torreón 14 mdp.

Acusan que la tesorera María Ramírez Sordo, la regidora Thalía Peñaloza, la síndica Sandra Mijares Acuña y la regidora Diana Hernández tienen incrustados en la nómina a cuatro familiares cada una, mientras que el regidor José Rosales, el director de Radio Torreón Eduardo Teele y la directora de Atención Ciudadana, Claudia Alvares Hernández, tienen dos familiares cada uno, según denuncia el PRI.