Prevención. Los representantes de la corporación se niegan a hacer pruebas al resto de los sospechosos, apuntan trabajadores. LIDIET MEXICANO
Se habían aplicado cerca de 80 pruebas al personal, pero todo presuntamente sería mentira

Al menos ocho casos positivos de COVID-19 han sido confirmados entre paramédicos, enfermeros y trabajadores de la Cruz Roja delegación Monclova, sin embargo los representantes de la corporación se niegan a hacer pruebas al resto de los sospechosos.

Esta situación fue declarada por el mismo personal de la corporación quien se mantiene en preocupación por la situación que podría desatar un contagio comunitario si no se atiende como hasta ahora por las autoridades competentes.

“Hay ocho compañeros positivos y se siguen haciendo pruebas a otros pocos, ahorita los jefes andan bien histéricos porque la gente está reclamando que quieren sus pruebas porque no a todos se las están haciendo por que dicen que no son prioridad”.

La trabajadora que dio su testimonio de forma anónima, informó que Rosy Galindo de la parte administradora de la benemérita, declaro a medios locales que se habían aplicado cerca de 80 pruebas al personal, pero todo presuntamente sería mentira.

“No nos quieren hacer las pruebas, están racionando mucho el material, los guantes, cubrebocas, todo está resguardado en administración y nos estamos contagiando”.

Hasta hace algunos días arribaron a la corporación kit’s que envió sede nacional de Cruz Roja para apoyo a los trabajadores, con el objetivo de que prevengan el ser portadores del virus, pero no se les ha entregado.

Expresó que se han atendido a muchos pacientes con síntomas de COVID mismos que han sido canalizados a la clínica 7 del Seguro Social y no están suficientemente protegidos para enfrentar la situación.